El MyWigo Valladolid se resigna en casa del Melilla (79-66)

NURIA RIOJA

Los de Porfi Fisac fueron siempre por detrás en el marcador y no tuvieron opción alguna de llevarse el partido, de manera que suman su tercera derrota consecutiva.

Ficha técnica:


Melilla Baloncesto (79): Devin Wright (6), Carles Bravo (14), Sánchez Gálvez (2), Tsiaras (10) y Butterfield (21) –quinteto inicial- Gatell (13), Almazán (2), Laso (8) y Garrido (3).

 

MyWiGo Valladolid (66): Lucas (10), Pino (12), Uriz (9), Edmond (0), Martínez (17) –quinteto inicial- Pape (0), Arranz (0), Astilleros (0), Stobart (2) y Rakocevic (16).


Árbitros: Juan Gabriel Carpallo y Mariano Martín Palomo


Parciales: (26-18, 22-17, 22-18, 9-13)


Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 11 de la Liga Adecco Oro disputada en el Pabellón de los Deportes Javier Imbroda Ortiz (Melilla). 

El equipo pucelano sumó en la noche del viernes su tercera derrota consecutiva, cuarta en total, cayendo por (79-66) en la cancha del Melilla Baloncesto, que en el final del primer cuarto logró una ventaja que se convirtió en una losa que los vallisoletanos, afectados por las bajas y la escasa rotación, arrastraron durante el resto del choque. Los jugadores más destacados del equipo fueron Mikel Uriz, que con 9 puntos, 6 rebotes y 8 asistencias se fue a los 20 de valoración, e Iván Martínez, con 17 puntos y 7 rebotes para valorar 17.

 

Dura batalla la que tenía por delante el MyWiGo Valladolid en el Pabellón de los Deportes Javier Imbroda, y no solo por la entidad y la calidad del rival, sino porque las lesiones le impidieron contar con la veteranía de Román Montañez y con la brega de Sergio de la Fuente. Porfirio Fisac apostó por un quinteto inicial formado por Uriz, Martínez, Pino, Lucas y Edmond. Los primeros puntos del partido los logró Tsiaras, pero fue rápidamente respondido por Iván Martínez desde la línea de triple (2-3). Inmediatamente después, anotó Wright para el conjunto local. Salvo unos instantes en los que parecía que Melilla se iba a ir en el luminoso, y en los que solo Iván Martínez sumaba para los de Fisac, el choque se convirtió en un ir y venir de una canasta a otra con la igualdad reinando en el marcador del Javier Imbroda. Al menos fue así durante algunos minutos del primer periodo.

 

Y es que en la labor anotadora, Martínez comenzó a tener la ayuda de Stobart (11-7) y de Mikel Uriz que encestó de tres y puso a su equipo a solo un punto (11-10) cuando restaban casi cinco minutos para el término del primer cuarto. Javi Lucas puso las tablas (11-11) acertando solo uno de los dos tiros libres que le correspondieron tras la falta que cometió sobre él Gatell. El luminoso continuó mostrando distancias muy cortas entre ambos conjuntos hasta el último minuto, cuando Butterfield, por dos veces consecutivas, y Garrido, pusieron tierra de por medio con el acierto desde la línea de tres logrando un 0-9 de parcial (26-18) con el que finalizaron los primeros diez minutos del encuentro.

 

El segundo periodo no comenzó nada bien para los intereses del MyWiGo Valladolid, y es que el acierto dejó de ser aliado para convertirse en enemigo de los de Pisuerga, a pesar de que Martínez fue el primero en sumar un tiro libre para su equipo tras recibir falta (26-19). A esa escasez de acierto que siguió en los minutos posteriores, se unió la falta de entendimiento entre los jugadores del MyWiGo. Todos esos factores provocaron que el conjunto vallisoletano no anotara hasta que el marcador señaló 6:40 minutos para el descanso; en ese momento Uriz puso el (30-21). Para entonces, la mala suerte ya se había vuelto a cebar con los jugadores morados, pues Sergi Pino, aunque encestó de tres (32-24) mostró gestos de dolor en la espalda. Poco después, Porfi Fisac solicitó tiempo muerto para pedir tranquilidad a los suyos, lo que dio su fruto, ya que Rakocevic activó su muñeca y transformóó dos triples en apenas cuarenta segundos con los que colocó al MyWiGo solo a 6 puntos de su rival (36-30). Sin embargo, el rodillo melillense no paró y los azulones hicieron un parcial de 9-0 con el que se colocaron 15 arriba (45-30). En el tiempo restante hasta el final del cuarto, la ansiedad y el nerviosismo se apoderó de los jugadores pucelanos que no vieron aro hasta los últimos 15 segundos, cuando Pino acertó desde la línea de 6,75: (48-35) y descanso.

 

Tras el paso por vestuarios fue Melilla el primer conjunto en variar el marcador (50-35), poniéndose otra vez 15 arriba. Le siguió Rakocevic que sumó dos puntos más para Valladolid; al montenegrino poco después le pitaron técnica y Carles Bravo anotó el tiro libre para Melilla (54-37). Javi Lucas, por su entendimiento con Mikel Uriz que culminó en dos alley-oop, y sobre todo el canterano Iván Martínez, fueron los que mantuvieron  la anotación de su equipo, reflejando un (57-47) mediado el tercer periodo. Sin embargo, Lucas vio la cuarta falta por lo que Fisac decidió que se fuera al banquillo para poder contar con él el resto del encuentro. De esta manera, Edmond y Stobart se convirtieron en las referencias interiores. Melilla, uno de los candidatos a estar arriba, no quiso perder la oportunidad de deshacerse de uno de sus rivales clasificatorios y volvió a tomar mayor distancia con un parcial de 5-0, (62-47). A pesar de que en los minutos siguientes Martínez logró hasta dos canastas desde el exterior, no pudo evitar que su equipo llegara a los 30 minutos de partido 17 abajo (70-53).

 

De nuevo el MyWiGo Valladolid comenzó sin fortuna de cara al aro. Además, en este periodo Stobart también vio la cuarta falta personal, las mismas que Lucas, por lo que el juego interior del equipo se vio peligrar. Así mismo, la falta de anotación y los fallos en defensa hacían imposible intentar, no ya la remontada, sino acercarse a su rival para poder maquillar el resultado. Y eso que Melilla bajó bastante la intensidad, lo que llevó a que con dos minutos disputados del cuarto el luminoso a penas hubiera variado (71-55). Además, la falta de rotaciones y las bajas de Román y de De la Fuente también hicieron mella en un equipo en el que el cansancio físico era apreciable. Con el partido decidido, Fisac apostó de nuevo por dar minutos a Javi Lucas, aún a riesgo de que cometiera la quinta falta que le llevara al banquillo de manera definitiva. Esa relajación de los locales hizo que Valladolid, aunque fallón, pudiera, poco a poco, sumar puntos que le permitieran reducir las diferencias. Rakocevic, Uriz y Lucas fueron los que dominaron la faceta anotadora en los instantes finales de un partido que finalizó con un resultado de (79-66). Supone la tercera derrota consecutiva para el MyWiGo Valladolid, que ya piensa en el encuentro del próximo miércoles ante el Quesos Cerrato Palencia.  

Noticias relacionadas