El MyWigo Valladolid se lleva un duro correctivo ante el líder (66-92)

Sergio De la Fuente impotente ante los orensanos. A.MINGUEZA
Ver album

Los de Porfi Fisac comenzaron dando la cara ante el Ourense, pero se desfondaron en la segunda mitad del encuentro para caer con estrépito.

Ficha técnica:

 

MyWiGo Valladolid (66): Arranz (0), Montañez (9), Pino (15), De la Fuente (11) y Stobart (0)- quinteto inicial- Manchón (5), Lucas (8), Uriz (5), Koyanouba (2), Astilleros (0), Martínez (7) y Rakocevic (4).

 

Club Ourense Baloncesto (92): Christian Díaz (10), Rivero (6), Eduardo Martínez (5), Fieler (5) y Busma (10)-quinteto inicial- Brothers (12), Arco (12), Geramipoor (8), Rejón (15) y Suka-Umu (9).

 

Árbitros: Morales Ruíz y Pinela García

 

Parciales: (18-19; 21-22; 6-22; 21-29)

 

Incidencias: Partido correspondiente a la 20ª jornada de la Liga Adecco Oro disputado en el Polideportivo Pisuerga ante 1.600 espectadores. 

El MyWiGo Valladolid no pudo con el Club Ourense Baloncesto que se impuso por un contundente 66-92, en un partido en el que reinó la igualdad durante la primera parte, pero donde los locales desaparecieron durante la segunda mitad. El tercer cuarto rompió el partido a favor de los orensanos con un parcial de 6-22. Sergi Pino fue el mejor de los morados con 15 puntos, 4 rebotes, 2 asistencias y 2 recuperaciones para 17 de valoración.

 

Con un gran ambiente como telón de fondo, y no solo por la presentación de la cantera, sino por lo mucho que animaron los aficionados morados a su equipo desde el principio del encuentro, empezó el partidazo ante el líder. El MyWiGo Valladolid salió con un quinteto inicial formado por Jonatan Arranz, Montañez, Pino, De la Fuente y Stobart.

 

Con un De la Fuente acertado en el rebote, tanto defensivo como ofensivo, el MyWiGo se puso por delante en los primeros compases del partido con un (4-2), que pronto se convirtió en (7-2) tras el triple, de nuevo, del escolta morado. Sin embargo, el que visitaba era el actual líder de la Adecco Oro y eso se notaba. Los nervios propios, unido a la calidad del rival, propició que los orensanos le dieran la vuelta al marcador a los 6 minutos de juego (9-10). En los instantes finales del primer periodo, parecía que los visitantes se iban a ir con una ventaja mayor, pero el canterano Iván Martínez puso una bandeja sobre la bocina que llevó al (18-19) con el que acabó el primer acto.

 

En el segundo periodo, Uriz, que había disputado poco más de 3 minutos en el primer cuarto, salió de inicio para llevar el timón del barco. Lo mismo le ocurrió a Javi Lucas, que además salió enchufado con un triple que puso el (21-19). Pero la alegría duró poco, pues seguidamente empató Ourense (21-21).  Se notaba que no iba a ser nada fácil hacerse con la victoria y que la igualdad iba a predominar, como así se demostró durante el resto del periodo, y aunque Lucas se convirtió en dueño y señor del aro rival capturando los rebotes defensivos, el Ourense entró en una racha imparable de acierto, que llevó a Fisac a pedir tiempo muerto.

 

No tuvo el efecto deseado, pues los de Gonzalo García de Vitoria hicieron un parcial de (0-6) poniendo el  (21-27) en el marcador. Sin embargo, el MyWiGo reaccionó a partir de ese momento e igualó el encuentro a menos de 4 minutos del descanso (31-31). Cabe destacar que a 16 segundos del final, el joven Manchón hizo una penetración que acabó en una canasta que puso el (39-41) con el que los dos equipos se fueron al vestuario.

 

Tras el descanso, en el que se llevó a cabo la presentación de la cantera, el primero en mover ficha fue Ourense, (39-43), pero la nave morada no iba a dejarse ir tan fácilmente, y Lucas metió un triple que puso al MyWiGo a 1 punto (42-43). Sin embargo, un parcial de 0-6 (42-49) para los gallegos llevó al técnico segoviano a pedir de nuevo tiempo muerto. Pero Ourense era mucho rival y llegó al ecuador del tercer cuarto con una ventaja de 9 puntos (42-51), a lo que se sumó a poco más de cuatro minutos para el final del tercer envite el acierto desde la línea de 6,75 de Salva Arco. Era el (42-54), 12 arriba para los visitantes, y el ambiente en las gradas de Pisuerga estaba totalmente encendido contra el dúo arbitral. Además, durante este periodo el MyWiGo no estuvo acertado de cara al aro, ni incluso desde el tiro libre, y la igualdad vista durante la primera mitad del encuentro desapareció. Ourense por su parte no dejaba de sumar y el tercer cuarto acabó con el Ourense 18 puntos arriba (45-63) y con un parcial escandalosamente bajo para Valladolid de 6-22.

 

Recién iniciado el último cuarto, la ventaja de Ourense se fue hasta los 20 puntos, (45-65). Los morados, psicológicamente, ya estaban fuera de un partido que estaba roto desde el tercer cuarto, algo que se vio aumentado en el último acto del duelo. Al MyWiGo le costaba un mundo anotar y tener una jugada continuada, además de que perdió la efectividad en el rebote y bajo el aro, pues Sergio de la Fuente se encontró con un muro llamado Geramipoor. Mientras, Ourense seguía en su línea de encestar desde el exterior. Sergi Pino era el único de los pucelanos capaz de hacer frente al quinteto orensano. Un nuevo triple suyo a 6 minutos del final puso el (55-76).

 

Pero era mucha diferencia y muy poco tiempo por delante como para dar la vuelta al marcador, y más aún cuando enfrente se encontraba el experimentado y veterano equipo que dirige Gonzalo García de Vitoria. A Valladolid ya solo le quedaba maquillar el resultado ante su afición. Con todo vendido, en los últimos 3 minutos, Fisac apostó por la cantera morada y jugó en pista con cuatro canteranos: Arranz, Edmond, Manchón y Astilleros. A 30 segundos del final, Manchón se ganó la ovación del público con un triple que puso el (66-92) con el que acabó el partido.