El MyWigo Valladolid hace piña después de los conflictos

Mikel Uriz y Nikaola Rakocevic, en rueda de prensa. TRIBUNA

"Porfi es para nosotros una pieza fundamental", ha asegurado en la mañana de este martes Mikel Uriz en rueda de prensa.

Volviendo a la tradición, este martes por la mañana, dos jugadores de la plantilla han comparecido ante los medios para analizar la actualidad del MyWiGo Valladolid tras la victoria cosechada el pasado sábado ante Peñas Huesca.

 

El base Mikel Uriz fue el primero en tomar la palabra y aseguró que tanto sus compañeros como él están “muy satisfechos” por el triunfo ante el conjunto oscense, sobre todo porque se trata de “una victoria en casa”. Además, el de Pamplona resaltó el valor de hacerse “fuerte en casa”, algo que ya lograron durante la primera vuelta; “hemos empezado la segunda en esa línea y es la que tenemos que seguir”, aseguró el jugador, quien se refirió a la semana pasada como “atípica”, pero que acabó con el “mejor regalo” posible, “la victoria”

 

Y es que la semana anterior se vivió la posibilidad de que el técnico, Porfi Fisac, dejara el club para aceptar una oferta de un equipo de ACB. Sin embargo, decidió continuar al frente del banquillo morado, algo que sus pupilos vivieron con alivio, pues como reconoció Uriz. "Para nosotros es una pieza fundamental, y también para la institución. Es un poco el equilibrio de todo, y para nosotros es importantísimo”.

 

Uriz fue de nuevo el mejor de su equipo en el último partido, y eso, unido a sus buenos números a lo largo de la temporada podría provocar que le llegara una oferta de otro equipo, a lo que el base contestó: “ojalá exista, eso quiere decir que se va por el buen camino”. Pero también mostró su compromiso total con el club pucelano: “estoy concentradísimo en Valladolid, en terminar un buen año y meternos en Play off. Hacer algo bonito y que la gente se ilusione”.

 

Preguntado por los retrasos en los pagos, se mostró confiado: “nos han comentado que se solucionará todo esto. Confiamos en su palabra. Estamos al margen de todo y solo centrados en lo nuestro, darlo todo en la pista”. Una de las virtudes de este equipo, precisamente, es convertir los problemas en “un arma de doble filo”: “sirve para que hayamos hecho una piña, para que seamos como una familia y estemos todos unidos. Eso nos ayuda a ser más fuertes”, aseguró.

 

Nikola Rakocevic coincidió con su compañero en la satisfacción que sienten por la victoria lograda ante Peñas Huesca: “ahora ya estamos un poco más arriba en la tabla”, aunque cree que “siempre se puede dar más”, apuntó el escolta, quien comentó sobre el partido que “en todo momento lo tuvimos controlado”. Rakocevic, además, aseguró que está “muy contento por el partido que he hecho” porque “tuve suerte de que me entraran los primeros tiros”, lo que le dio una mayor seguridad y confianza en la pista.

 

Respecto al rival de este viernes, Club Ourense Baloncesto, dijo que “es un equipo complicado. Tienen un `plantillón´ con bastantes buenos jugadores”. Un análisis similar de la plantilla gallega también hizo Uriz: “ahora mismo está a un gran nivel y va a servir para medirnos, a ver cómo estamos contra estos equipos fuertes. Nos marcará en qué nivel estamos”.