Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

El músico vallisoletano Adolfo Robles actuará este jueves en la gala de los Grammy Latinos junto a Alejandro Sanz

Robles estudia Composición en Bandas Sonoras en el Berklee College of Music de Boston, donde Sanz ha sido nombrado Doctor Honoris Causa.

El músico vallisoletano Adolfo Robles Gaitero actuará este jueves, 21 de noviembre, en la gala de los Grammy Latinos que se celebrará en la ciudad estadounidense de Las Vegas junto a Alejandro Sanz, el cual es candidato a varios premios.

  

En concreto, varios alumnos del Berklee College of Music de Boston, donde el pasado 6 de noviembre Sanz fue nombrado Doctor Honoris Causa, acompañarán como coristas al artista español cuando interprete durante la gala su tema 'La música no se toca', que da título a su último álbum.

  

Uno de esos alumnos será el vallisoletano Robles Gaitero, quien en verano dejó su trabajo en Castilla y León Televisión para viajar hasta Estados Unidos y formarse en Composición en Bandas Sonoras.

  

En declaraciones realizadas a Europa Press, Robles ha confesado que se trata de una "suerte" el poder actuar junto a Alejandro Sanz en una gala de la importancia de los Grammy Latinos, una noticia que recibió cuando volvía a casa, en Boston, tras haber participado en otro concierto en compañía de este artista con motivo de su nombramiento Honoris Causa.

  

"Ni me lo creía, somos muy pocos los elegidos y el otro día, tras recibir la noticia, sólo pensaba en las circunstancias que me han traído hasta aquí, en todas las personas por las que estoy aquí, en el esfuerzo de mis padres. Esto es un premio para mi y para ellos", ha aseverado.

  

Adolfo 'Fito' Robles ha destacado el "protocolo" y las "órdenes" que rodean a la gala de los Grammy Latinos, aunque ha puntualizado que tanto él como sus compañeros se concentran más "en ensayar duro" y en calcular "hasta el último milímetro cada nota de la canción" que en otros aspectos.

 

 

SOLISTA DE 'ELE DE EME'

  

Los estudios que Robles, solista del grupo 'Ele de Eme', cursa en Berklee consisten, según ha explicado, en asignaturas aplicadas a la composición de música para cine. "Aquí todo es diferente, la manera de enseñar música es mucho más aplicada que en España, pero tampoco es que sea infinitamente mejor por ello, simplemente diferente", ha puntualizado.

  

No obstante, ha reconocido que lo que sí cambia es la forma en la que está ligada la escuela al mundo profesional, así como "los contactos que se generan aquí". "Los profesores han sido y son músicos de sesión, ganadores de Grammy, compositores de bandas sonoras como Forrest Gump o El Señor de Los Anillos", ha añadido, si bien "todo está aplicado a la música moderna, tocar, tocar, tocar, tocar".

  

"En clase es así, lo de estudiar y a leer apuntes, a casa, aún no he visto ninguna clase en la que un profesor lea algo", ha recalcado.

  

Por lo que se refiere a su experiencia en Boston, Adolfo Robles ha subrayado que desde el primer día "está siendo brutal", aunque también es "dura por momentos", pues "hay veces que el músico pasa demasiado tiempo solo pese a estar con mucha gente".

  

Además, este joven músico licenciado en Periodismo que echa de menos "unas cañitas y unas tapitas" con los amigos, reconoce que el frío de Boston es otro de los principales inconvenientes de su aventura americana. Sin embargo, Robles se consuela con el "cariño" que recibe de su gente cercana por medio de las redes sociales. "Sé que me esperan allí", ha añadido.

 

La decisión más complicada a la hora de marcharse, según ha señalado, fue dejar su trabajo, si bien tenía claro que quería encauzar su vida hacia la música. En este sentido, se ha mostrado convencido de que "hay tiempo para todo" y ha mostrado su fe e ilusión por un proyecto en el que "a veces hay que rezar para tener un poco de suerte".

 

DIFICULTADES ECONÓMICAS

  

En cuanto a las dificultades económicas de su nueva vida en Estados Unidos, Robles Gaitero ha admitido que lo "superan", pero ha sostenido que no le importa "pedir los préstamos que hagan falta" y "trabajar de lo que sea" como "siempre" ha hecho.

 

"No hay mejor inversión que estudiar en lo que uno cree que tiene posibilidades. Posiblemente durante unos cuantos años y pese a contar con ayudas deba todo este dinero que cuesta estudiar aquí --unos 50.000 dólares al año--, pero hay que jugársela y confiar. Yo me vine con  lo justo, tras trabajar durante dos años y pedir dinero prestado, lo difícil fue que me cogieran aquí, el resto es cuestión de esfuerzo y paciencia", ha sentenciado.

  

En cuanto a su futuro, el joven músico se plantea el regreso a España, donde lo espera el proyecto "más ambicioso de vida", el cual "no tiene que ver con nada profesional". "España es una país con muchos lastres pero que por supuesto tengo cómo primera referencia para vivir y desarrollar mi carrera".

  

En este sentido, ha subrayado que hoy en día en el mundo de la composicion "está todo globalizado", de modo que "no hace falta vivir en Los Ángeles", aunque "nunca sabe" por dónde lo llevará "este bendito destino".