El Museo Nacional de Escultura recrea la "populosa" vida de Alemania en el siglo XV

'Últimos fuegos góticos' reúne, en el Palacio de Villena, más de medio centenar de obras de arte pertenecientes al "brillante movimiento escultórico" de la Alemania del sur.

El Museo Nacional de Escultura de Valladolid acoge 'Últimos fuegos góticos', una exposición que refleja la populosa vida en la Alemania del siglo XV de mano de una colección de obras del Siglo de Oro.

 

'Últimos fuegos góticos' reúne, en el Palacio de Villena, más de medio centenar de obras de arte pertenecientes al "brillante movimiento escultórico" de la Alemania del sur en torno al año 1500, justo antes de la Reforma protestante.

 

La muestra de divide en seis secciones temáticas que abarcan los aspectos artísticos, espirituales y cívicos de este movimiento artístico: 'La escultura a través de un vasto país', 'El arte de la devoción', 'Del bosque a la estatua: una refinada cultura de la madera', 'Personalidades artísticas', 'Arte para un nuevo tiempo: placeres profanos' y 'Un mundo sin estatuas'.

 

En la primera sección se puede comprobar cómo la creación artística cobra un protagonismo desconocido en un escenario en el que la devoción religiosa y el orgullo cívico vivían estrechamente unidos mientras que en 'El arte de la devoción', la escultura está plenamente implicada en la monitorización que trata de dar una forma tangible a lo sagrado.

 

La tercera sección está marcada por el uso del tilo como material para la realización de las obras escultóricas, y sin embargo en 'Personalidades artísticas' se puede contemplar cómo los autores trabajan conjuntamente, lo que propicia la creación de la marca de la casa de los distintos talleres.

 

En 'El arte para un nuevo tiempo: placeres profanos', la escultura pasa del retablo a la estatuilla y la medalla, despegándose el arte de la religión de forma que emprende un nuevo rumbo. Por último, en la sección final se puede observar una variedad de retablos a pesar de tratarse ya de una época marcada por la destrucción de las obras como consecuencia de la Reforma luterana.

 

AMPLIA COLABORACIÓN INSTITUCIONAL

 

La muestra, resultado de una colaboración del Museo Nacional de Escultura y el Bode Museum de Berlín con apoyo del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, la Embajada de Alemania en España, el Goethe Institut, la Junta, el Ayuntamiento de Valladolid y la Asociación de Amigos del Museo Nacional de Escultura, "traslada al espectador a la populosa vida alemana", según lo ha explicado la directora del Museo Nacional de Escultura, María Bolaños.

 

Así, reúne a los escultores "más importantes de Alemania en el siglo XV" así como la obra más representativa, la de los Cuatro Evangelistas, ha apuntado el director de los Museos Estatales de Berlín, Michel Eissenhauer.

 

Por su parte, el director general de Bellas Artes y Bienes Culturales y de Archivos y Bibliotecas, Miguel Ángel Recio, ha destacado tres aspectos que en su opinión resumen la exposición: la "exquisita belleza de las piezas", la "importancia de los autores de las obras", que en el Siglo de Oro Alemán ya contaban con firma propia y reconocimiento, y la reforma de Lutero, "que provocó que muchas obras acabaran en la hoguera".

 

'Últimos fuegos góticos' se acompaña de un "amplio programa cultural" que reúne veladas musicales, cine en el jardín, talleres sobre árboles, y bosques, conferencias sobre grandes figuras de la cultura alemana, encuentros de especialistas, ópera-delicatessen y visitas nocturnas.

 

La exposición se podrá contemplar hasta el 6 de noviembre en horario de martes a sábado de 11.00 a 14.00 horas y de 16.30 a 19.30 horas y los domingos de 11.00 a 14.00 horas, siendo la visita gratuita.