El Museo Nacional de Escultura presenta una réplica de la Dama de Baza

La escultura forma parte de la colección de reproducciones artísticas que se adscribió e el año 2012 al Museo y que cuenta con más de 3.000 piezas, de las que se expone una selección en la sede de la Casa del Sol dedicada al arte clásico.

El Museo Nacional de Escultura presenta una réplica de excepcional calidad de la Dama de Baza que conserva. Esta presentación forma parte del programa de actividades 'Mundo Sol' lanzado este año por el Museo para su sede en la Casa del Sol, según han informado a Europa Press fuentes museísticas.

  

Esta escultura forma parte de la colección de reproducciones artísticas que se adscribió en el año 2012 al Museo y que cuenta con más de 3.000 piezas, de las que se expone una selección en la sede de la Casa del Sol dedicada al arte clásico.

  

La Dama de Baza se sale de este marco cronológico e ilustra el carácter enciclopédico de las colecciones de vaciados que se extendieron a finales de siglo XIX por todas las grandes capitales de Europa (Berlín, París, Londres, Munich, Copenhague, Moscú, Buenos Aires, etc.).

  

Concebidos como una verdadera "empresa nacional", como un proyecto de Estado, su mérito no radicaba en el valor de la colección, sino en su función pedagógica: combatir la ignorancia, hacer del museo un espacio de estudio, acercar espacial y humanamente el arte a las masas y extender el buen gusto. Ello explica que esta colección comprenda vaciados de arte oriental (asirio, caldeo y egipcio), clásico (griego, romano e ibérico), medieval (románico y gótico), del renacimiento, barroco y neoclasicismo realizados en los siglos XIX y XX.

 

LA DAMA DE BAZA

  

Esta reproducción fue una de las últimas piezas realizadas por el propio taller del extinguido Museo Nacional de Reproducciones Artísticas alrededor del año 1973, fecha que no sorprende si se tiene en cuenta que la dama fue hallada en una excavación arqueológica en 1971.

  

La pieza original es la escultura mejor documentada del arte ibérico y refleja las características de la plástica esta sociedad que se manifiesta entre los siglos IV al I A.C. en dos grandes núcleos, Andalucía y Levante, deudora en una primera fase de la influencia griega arcaica.

  

La Dama de Baza está tallada en piedra local, estucada y pintada en toda su superficie, mientras que la réplica del Museo mantiene gran fidelidad con el original empleando como material la escayola y recreando idéntica policromía.

  

Esta escultura era en realidad una urna que contenía los restos óseos calcinados de una mujer junto a algunas cerámicas y conjuntos de armas dentro de una cámara funeraria. La réplica reproduce igualmente el característico hueco en el costado izquierdo.

  

Todos los jueves de abril, a las 12.30 horas, un conservador del Museo hablará sobre esto y mucho más a quienes se acerquen a conocerla a la sede de la Casa del Sol donde permanecerá todo el mes.