El Museo Nacional de Escultura llama a los vallisoletanos a darle "vida" con sus visitas

Lanzan una campaña para que este Museo no sea solamente "un alamacen de historia y arte". La campaña 'Ver a darnos Vida' ha sido presentada este viernes en la confluencia de las calles María de Molina y Doctrinos.

El Museo Nacional de Escultura hace desde este viernes un llamamiento a los vallisoletanos para que, con sus visitas, le den la "vida" necesaria para ser más que un "almacén de historia y arte".

  

La campaña 'Ver a darnos Vida' ha sido presentada este viernes en la confluencia de las calles María de Molina y Doctrinos, donde un enorme cubo de piedra de tres por tres metros que simula mármol reclama a los vallisoletanos atención y cariño por medio de la leyenda: "Sin ti, somos 32.890 toneladas de piedra, 1.352 metros cúbicos de madera policromada. Sin ti, el Museo Nacional de Escultura de Valladolid es un almacén de historia y arte. Ven a darnos vida".

  

El cubo permanecerá en esta ubicación hasta finales del mes de enero, aprovechando la presencia de gente en la calle tanto en Navidad como durante las rebajas, con el fin de que incrementar el porcentaje del 18 por ciento de visitantes vallisoletanos que tiene este espacio cultural, único en España, frente al 30 por ciento de madrileños.

  

"Tratamos de llamar la atención de los ciudadanos de Valladolid para que se acerquen con más entusiasmo a un museo que muchos de ello no conocen", reconocía su directora, María Bolaños, antes de explicar que la idea del cubo gigante nace de Miguel Ángel y de su idea de que la estatua de su imaginación estaba dentro de un bloque de mármol al que había que quitar lo que sobraba para descubrirla.

  

Los visitantes no se explican "que no se conozca" ni sea "una referencia clarísima para todos", según Bolaños, quien ha incidido en que el Museo no terminará de ser un lugar público si los ciudadanos no se apropian de él y lo hacen "suyo".

  

"Suyo" lo ha hecho, según lo ha confesado, el subdelegado del Gobierno, José Antonio Martínez Bermejo, quien ha asegurado que, además e haber nacido muy cerca, cada vez que lo ha visitado ha disfrutado de una experiencia distinta, que es otro de los argumentos sobre los que se sustenta 'Ven a Darnos Vida': invitar a los ciudadanos a que hagan asidua su asistencia al museo.

  

Para motivar a los ciudadanos, se ha puesto en marcha un micrositio (www.venadarnosvida.org) que ubica en distintas localizaciones de la ciudad algunas de las obras del museo y que ofrece mapas, además de una entrada para dos personas y un vídeo del montaje del microlito con la música de Richard Strauss 'Así habló Zaratustra', empleada en '2001. Una Odisea del espacio'.

  

La peculiaridad de la promoción del Museo dentro de la propia ciudad responde a un fenómeno "muy frecuente", según su directora, vinculado con el "desapego" de la ciudad con sus bienes, como sucede con otros centros de otras ciudades pero que afecta en menor medida a las exposiciones, según lo ha destacado la concejal de Cultura de Valladolid, Mercedes Cantalapiedra.

 

Y es que, como ha recalcado María Bolaños, para que la vocación internacional del Museo Nacional de Escultura esté "bien consolidada", es necesario que cuente con el cariño y el apoyo de su propia ciudad.