El Museo del Libro de Burgos incorpora dos nuevas obras facsímiles a su colección permanente

El Museo del Libro Fadrique de Basilea de la capital burgalesa ha incorporado dos nuevas obras a su colección permanente, dentro de su política de ampliación y renovación de fondos.
BURGOS, 8 (EUROPA PRESS)



Según un comunicado recogido por Europa Press, se trata de 'Le jardinet de L'Ame' y el libro de horas del Obispo Fonseca, que ya se muestran al público en el área de obras de la Edad Media.

Las incorporaciones son dos nuevos facsímiles, elaborados por la editorial Siloé, promotora del museo, pertenecientes a la categoría de libros de horas, un género de gran éxito en los siglos XIV y XV, hasta el punto de convertirse en un fenómeno social, artístico y religioso.

Ambos volúmenes muestran una excelente factura en las formas, que se complementa con la soberbia colección de subyugantes miniaturas del libro de horas del Obispo de Fonseca y el minimalismo de 'Le jardinet de L'Ame'.

El libro de horas del Obispo Fonseca es un manuscrito ricamente iluminado procedente de la biblioteca del marqués de Roda, que perteneció al obispo Juan Rodríguez de Fonseca, uno de los personajes más ilustres de su tiempo, que llegó a ser embajador de los Reyes Católicos en Europa, especialmente en los Países Bajos, donde compró el volumen, al que añadió su escudo heráldico.

En su interior, destaca el tradicional calendario que acostumbra a acompañar este tipo de libros de oraciones, que en este caso sobresale por su variedad y excepcional categoría en la que abundan escenas de género con gran realismo y perfección.

La réplica realizada por la editorial Siloé reproduce con fidelidad las 46 miniaturas que componen las 22 orlas completas del libro, así como la encuadernación con herrajes de plata envejecida.

Por su parte, 'Le jardinet de L'Ame' es un libro de horas de la segunda mitad del siglo XVI, cuyo original pertenece a una colección privada. Se trata de un ejemplar de gran vistosidad, delicada belleza y perfección formal, que contiene numerosas ilustraciones firmadas por el miniaturista AB Normand.

En su interior, destaca su profundo colorido que se manifiesta en numerosas capitales iniciales y en los márgenes ornados, junto a numerosas capitales con caras humanas, que lo convierten en un volumen de gran personalidad.