El Museo de San Joaquín y Santa Ana tendrá a final de mes un informe real de su situación

El convento y museo de San Joaquín y Santa Ana en Valladolid, en la Plaza homónima. JUAN POSTIGO

La concejal de Cultura, Ana Redondo, cree que con ayuda de las instituciones puede salvarse el Museo del cierre, ya que su mantenimiento anual supone unos 50.000 euros anuales.

Poco a poco, y con el paso del tiempo desde que se hablara por primera vez de su posible cierre hace meses, parece verse más posible la salvación del Museo de San Joaquín y Santa Ana, con tres cuadros de Goya originales entre sus propiedades. Tanto el anterior equipo de Gobierno como el presente se han mostrado desde el primer momento partícipes de salvar el espacio, de manera que todo hace indicar que, aunque sea a costa de ayuda público, el Museo saldrá adelante de su mal trago económico.

 

Así lo ha explicado al menos la concejal de Cultura y Turismo, Ana Redondo, este jueves a los medios. “El Ayuntamiento quiere asumir su salvación y estamos valorando la situación económica. A finales de agosto tendremos un primer informe que ponga negro sobre blanco su realidad económica y a partir de ahí tendremos que ver una estrategia para reflotarlo”, explicó la edil, que también incidió en que “la ciudad no se puede permitir el cierre con el valor cultural que alberga”.

 

Y fue entonces cuando tendió un cable al resto de instituciones públicas, como la Junta de Castilla y León o el Ministerio de Cultura, ya que el anterior equipo de Gobierno de León de la Riva habló hace unos meses de una posible subvención del Ministerio para evitar el cierre de las puertas del Museo.

 

“Vamos a trabajarlo, yo creo que la Junta también se puede implicar. Las cantidades que barajamos, unos 50.000 euros de mantenimiento anuales, no son demasiado, por lo que puede haber colaboración de instituciones”. También saltaron a la palestra posibilidades como la de cobrar el precio a los visitantes de “una entrada razonable”, si bien Redondo se agarró a que “lo que hay que hacer ahora es trabajar es el diagnóstico para ver como puede reflotarse y darse a conocer a los vallisoletanos”.