El Museo de la Pasión presenta una exposición sobre el Antonio Gaudí más desconocido

Ver album

Desde este viernes veintitrés y hasta el veintisiete de octubre, Valladolid acoge la exposición sobre uno de los artistas catalanes más reconocidos, tanto dentro del mundo del arte como para el público en general.

 

A través de un conjunto de documentos y obras, el Museo de la Pasión ha presentado esta exposición para aproximar al público a la persona y a la obra de Gaudí, “una de las personalidades más sorprendentes del mundo del arte”, según ha comentado el alcalde, Francisco Javier León de la Riva.

 

La exposición ofrece un acercamiento más profundo de la obra del artista a través de maquetas, planos, muebles,  elementos arquitectónicos y fotografías para dar a conocer su manera de trabajar y poder, así, comprender mejor “al Gaudí artista y al científico”, explica de la Riva.

 

Según la Comisaria de la exposición, Charo San Juan, esta se estructura en seis apartados que van mostrando las diferentes etapas de la vida, tanto personal como artística de Gaudí. “queríamos alejar la exposición de la visión turística y comercial, buscar el rigor y la profundidad en el planteamiento”, ha señalado San Juan.

 

Por su parte, Jaume San Martín, Dr. De la Cátedra Gaudí, que depende de la Escuela de Arquitectura de Barcelona, ha hecho referencia al avance en cuanto a difusión, investigación y conservación que se está llevando a cabo en la actualidad con la obra del artista, ya que “antes, hacia los años setenta, no estaba tan cuidado como ahora”. Además, insiste en que “la idea de esta exposición es generar interés por el otro Gaudí”.

 

Para esta exposición, se han diseñado, además, talleres didácticos para escolares, asociaciones y colectivos que consiste en una visita por la exposición acompañada de una serie de preguntas para reflexionar sobre lo visto.

 

 

ANTONIO GAUDÍ

 

Nació, según interpretaciones y referencias del propio artista, en Riudoms en 1852, aunque fue bautizado en Reus.

 

Se le reconoce cierta tibieza religiosa durante su juventud y durante sus primeros años de profesión, donde hace amistades de la burguesía que serán un buen apoyo para el desarrollo de sus proyectos.

 

A medida que va pasando el tiempo, podemos observar una evolución en su personalidad, a medida que va recibiendo encargos de carácter religioso hasta que en 1883 comienza con La Sagrada Familia, el proyecto que ocuparía toda su vida.  En este momento conoce a Llorenç Matamala, que llegará a ser uno de sus principales colaboradores.

 

En 1906 compró la casa del Park Güell, donde vivió hasta que fallecieron su padre y su sobrina y se instaló definitivamente en el taller de la Sagrada Familia.

 

Murió en 1926, atropellado por un tranvía y su funeral fue seguido por multitud de admiradores, recorriendo las principales calles de Barcelona hasta llegar a la cripta de la Sagrada Familia, donde recibió sepultura.