El Museo de la Pasión acoge una selección de 68 grabados de Rembrandt

El Museo de la Pasión acoge desde este jueves, 7 de noviembre, una selección de 68 de los 290 grabados de Rembrandt autentificados por el Louvre de París y que provienen de la colección más completa en Europa con obra gráfica del gran artista holandés.

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha afirmado este jueves que espera que el "boca a boca" lleve a "miles de personas" a 'Rembrandt. Maestro del grabado', muestra que acoge la Sala Municipal de Exposiciones del Museo de Pasión con una recopilación de 68 obras del artista holandés.

  

Asimismo, el primer edil ha señalado que la ubicación de la exhibición, el Museo de Pasión se encuentra emplazado en una zona de concentración hostelera de la capital vallisoletana, será otro motivo para la "gran" afluencia de visitantes ya que se dará "un fenómeno inverso", la gente acudirá al Museo y luego "saldrá a tomar una copa".

  

El alcalde, que ha acudido a la presentación de la exposición junto con la concejal de Cultura, Comercio y Turismo, Mercedes Cantalapiedra, ha mencionado que para su generación "hablar de Rembrandt es hablar del grabado", al tiempo que ha valorado la colección expuesta como un "ejemplo excepcional de pericia de este gran maestro del grabado".

  

Por otra parte, la comisaria de la exposición, Rosa Perales, ha informado de que se trata de un conjunto de 68 grabados, catalogados e identificados, que "avalan la gran labor" del artista en esta técnica y que, a través de ellos, Rembrandt "mostró la sociedad y el modo de vida de su época".

  

Además, ha señalado que el pintor, que "dignificó" el grabado, experimentó e innovó, "en cuanto a temática", y que lo que ha reflejado en su obra "se pude observar en su pintura". Por último, ha informado de que la exposición, residente en Milán y formada durante más de 30 años por un coleccionista privado italiano, se dividen en tres categorías; 'Retratos, sobre mercaderes, notarios y gente de la calle; 'Genero Libre', en los que trabajó, principalmente, en estilo clásico aunque dentro de su obra se pude encontrar "el primer grabado erótico", y 'Religión', por su profunda "vacación".

 

 

La muestra reúne un destacado conjunto de grabados de temática religiosa, dedicadas sobre todo a la infancia de Cristo (La adoración de los pastores), a su vida pública (La resurrección de Lázaro) y a la Pasión (El Descendimiento), a las que se suman una selección de temas de género,varios desnudos (El artista y su modelo) y algún paisaje.

 

Además, incluye un grupo de retratos que van desde los familiares (La madre de Rembrandt) hasta las efigies de algunos destacados miembros de su entorno social (Willemsz van Coppenol). Obras todas ellas que demuestran la pericia con el aguafuerte y la punta seca de uno de los artistas "más admirados de todos los tiempos", según ha informado la Fundación Municipal de Cultura.

 

Además de comprender con más profundidad la vida y obra de Rembrandt, esta exposición quiere fomentar la divulgación de la técnica artística del grabado, que contribuyó, desde su creación en el siglo XV, a que un mayor número de público pudiese disfrutar del arte.