El Museo de la Ciencia repasa hasta el 13 de octubre la historia de la ingeniería y su desarrollo durante el Medievo

El Museo de la Ciencia de Valladolid acoge desde este viernes 11 hasta el próximo 13 de octubre la exposición 'Ars Mechanicae', en la que se repasa la historia y el desarrollo de la ingeniería a lo largo de la Edad Media.

La muestra se distribuye en cinco áreas distintas como son 'La herencia romana y el mundo visigodo', 'El agua. Abastecimientos y regadíos', 'La industria', 'La construcción' y 'Los caminos terrestres y marítimos'. Estos apartados muestran algunas de las "grandes obras" de la ingeniería y construcción medieval, junto con las innovaciones y avances experimentados en la época, según han resaltado sus promotores.

 

La exposición, organizada por el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (Cedex) del Ministerio de Fomento, a través del Centro de Estudios Históricos de Obras Públicas y Urbanismo (Cehopu), es un proyecto de la Fundación Juanelo Turriano en el que podrán verse modelos de infraestructuras medievales como el azud de Villarreal, el puente de Cangas de Onís, una rueda hidráulica de riego árabe, molinos de agua y viento, las bóvedas de crucería y la construcción naval, entre otros ejemplos.

 

También podrán conocerse técnicas como la elaboración del pergamino, la fabricación de vidrio, el proceso de obtención del cuero, así como los ingenios y máquinas relacionadas con las mismas, como los batanes que transformaron el arte de tejer paños de lana o los martinetes hidráulicos aplicados a la forja del hierro.

 

Todo ello explicado a través de imágenes, maquetas procedentes de la colección del Cehopu y diferentes objetos ilustrativos de las técnicas, mecanismos y obras expuestas, así como cinco audiovisuales propiedad de la Fundación Juanelo Turriano producidos en colaboración con Televisión Española.

 

A su vez, durante su paso por el Museo de la Ciencia de Valladolid, 'Ars Mechanicae' contará con una maqueta a escala de un molino hidráulico de rodezno, dos puzles de gran formato correspondientes a la zona centro de la capital para que el público pueda comprobar los oficios medievales que dieron nombre a muchas de las vías de la ciudad, un juego de poleas donde los visitantes podrán experimentar el funcionamiento de este sistema empleado en la construcción de las catedrales medievales y el montaje de un puente a través de su pieza central o clave.