Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El Museo de la Ciencia de Valladolid despide 'Érase una vez la informática'

La exposición centrada en la evolución de la computación se clausura este domingo 26, mientras que hoy sábado por la noche hay un pase especial de la muestra de arácnidos.

La exposición 'Érase una vez la informática. Del ábaco a la smart city' llega a su fin este domingo, 26 de junio, tras ser ya contemplada por más de 21.000 personas en el Museo de la Ciencia de Valladolid.

 

Se trata de una muestra de producción propia, financiada por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) - Ministerio de Economía y Competitividad, que explora los orígenes y la historia de la informática.

 

Constituye una propuesta que combina rigor científico y humor, gracias a las viñetas creadas para la ocasión por el conocido artista Jorge Crespo Cano.

 

La muestra contiene más de 200 valiosas piezas, procedentes de la colección de Francisco Arnanz, entre la que el visitante podrá descubrir el libro original de la Teoría Matemática de la Comunicación de Shannon & Warren Weaver (1949) o una calculadora MADAS de 1913.

 

La exposición se completa con diferentes espacios de experimentación y juego, donde los visitantes podrán manejar un ábaco, una regla de cálculo y una calculadora mecánica, convertirse en programadores de los años 80, descifrar un mensaje encriptado gracias a un juego de rotores que simula una máquina Enigma, y disfrutar de algunos de los videojuegos más populares de todos los tiempos.

 

Visitas nocturnas a '¿Arácnidos? ¡Sí, gracias!"

 

Además el Museo de la Ciencia vuelve a organizar este sábado, 25 de junio, visitas nocturnas guiadas a la exposición '¿Arácnidos? ¡Sí, gracias!', una actividad que tendrá lugar de 22.00 a 23.30 horas, en la que los visitantes descubrirán a los arácnidos del Museo en su momento de más actividad.

 

De esta forma, ayudados por una linterna, los asistentes tendrán la oportunidad de observar en la oscuridad cómo las arañas y escorpiones andan y trepan dentro de sus terrarios.