Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El muro de acompañamiento del Puente de Cabezón comenzará su reconstrucción a finales de mes

TRIBUNA

Según ha informado el Gobierno autonómico, la obra supondrá reconstruir el muro con la misma geometría y aspecto que el original. El plan de ejecución de las obras es de 18 semanas.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha adjudicado, por el procedimiento de emergencia, la reconstrucción del muro de acompañamiento de la margen izquierda del puente sobre el río Pisuerga en la localidad vallisoletana de Cabezón de Pisuerga.

 

Según ha informado el Gobierno autonómico, la obra supondrá reconstruir el muro con la misma geometría y aspecto que el original. El plan de ejecución de las obras es de 18 semanas.

 

Durante las últimas semanas, el muro experimentó unos movimientos transversales fuera de lo normal lo que llevó a los técnicos de la Junta de Castilla y León a estudiar dicho comportamiento y por cuatro empresas especializadas en este tipo de patologías. El día 24 de junio de 2015 el mencionado muro sufrió un derrumbe en unos 50 metros de longitud.

 

Presentadas varias ofertas para la ejecución de la obra, finalmente se ha adjudicado por el procedimiento de emergencia a la empresa Keller Cimentaciones por un importe de 898.147,15 euros. El inicio está previsto para antes de finalizar el mes de julio y el plazo de ejecución es de 18 semanas, pudiéndose abrir al tráfico a las 13 semanas del comienzo de las obras.

 

Los técnicos de la Consejería han detallado que la solución consiste en la ejecución de un muro de hormigón armado con tres filas de anclajes definitivos y cimentación micropilotada. La primera fase consiste en el desescombro y estabilizado del talud. Se realiza una cortina de micropilotes anclada para proteger el trasdós del primer arco del puente y una estabilización mediante 'soil nailing' del talud.

 

La construcción del muro se realizará por fases hasta cada nivel de anclaje, que se ejecutarán antes de seguir subiendo el resto del muro. A su vez, se plantea un refuerzo en la cimentación del muro que ha quedado en pie. Finalmente, el muro de hormigón armado se reviste con piedra para conseguir un aspecto estético similar al resto del puente.

 

Previamente, se ha consolidado el estribo del primer arco del puente con el fin de asegurar su estabilidad durante la ejecución del muro de contención.