El movimiento #GIRL4PRESIDENT revoluciona la redes sociales

 #GIRL4PRESIDENT es el movimiento que ha nacido en este mes de octubre liderado por la periodista Ana Rosa Quintana y apoyado por mujeres de diferentes ámbitos y está siendo todo un éxito. Instagram y Twitter se están llenando de fotos personalizadas para liberar el poder de las niñas.

El movimiento  #GIRL4PRESIDENT, que se ha puesto en marcha para solicitar un compromiso global que garantice la igualdad de género, el acceso equitativo a una educación primaria y secundaria básica obligatoria, gratuita y de calidad, así como la participación de las niñas en los centros de decisión política, está revolucionando las redes sociales. 

 

 

Nació liderado por la periodista Ana Rosa Quintana pero ahora numerosas marcas y famosos han querido apoyar esta iniciativa. Entre ellos Venca. Para ello, la firma ha lanzado, por segundo año consecutivo, la camiseta solidaria de punto liso y 100% algodón ilustrada por la bloguera de moda Xenia Alonso. La compra de una camiseta es un día de estudio para ellas y ¡ya está disponible en la webshop de Venca!

 

Mujeres del mundo de la cultura, la comunicación, la política y el deporte, como Elsa Punset, Elena Furiase, Eugenia Silva, Amaia Montero y Lara Álvarez, entre otras, se han sumado a esta iniciativa, enmarcada en la campaña Por Ser Niña de la ONG, en la que destacan la importancia que ha tenido su educación para su desarrollo profesional.

 

"Plan International insta a las instituciones españolas a ceder espacios para que las niñas y adolescentes puedan dar su voz y su opinión en la toma de decisiones. La participación de las niñas es fundamental para asegurar la inclusión de sus problemas en las políticas", ha asegurado la directora general de Plan.

 

Todavía hay 62 millones de niñas en edad escolar primaria y secundaria básica que no van a la escuela. Las niñas representan el 55% de los menores de edad sin escolarizar en el sur de Asia,  el 65% en el oeste de Asia y el 79% en el norte de África .

 

Además, las niñas sufren numerosas violaciones de sus derechos que suponen serias barreras a su educación, como el matrimonio infantil forzado, que afectará a 140 millones de niñas hasta 2020 si continúa la tendencia actual, y la mutilación genital femenina, una práctica dañina que han sufrido al menos 125 millones de niñas y mujeres en 29 países de África y Oriente Medio.