El momento del todo o nada para Real Madrid y Atlético

Arda Turan intenta superar a Kross e Isco

Los blancos, con sensibles bajas, obligados a ganar por primera vez al rocoso equipo rojiblanco tras el 0-0 de la ida. 

 

POSIBLES ALINEACIONES:

 

REAL MADRID: Casillas; Ramos, Varane, Pepe, Carvajal; Kroos, Illarramendi, Isco; James, 'Chicharito' y Cristiano Ronaldo.

 

ATLÉTICO DE MADRID: Oblak; Juanfran, Godín, Miranda, Gámez; Koke, Gabi, Tiago, Arda; Griezmann y Mandzukic.

 

ÁRBITRO: Felix Brych (ALE).

 

ESTADIO: Santiago Bernabéu.

 

HORA: 20.45/Canal+ Liga Campeones.

El Santiago Bernabéu dictará este miércoles (20.45 horas/Canal+ Liga Campeones) la sentencia definitiva del cruce entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid en los cuartos de final de la Liga de Campeones, muy abierto e incierto tras la ida y marcado en su partido de vuelta por las sensibles bajas del conjunto madridista, al que sólo le vale ganar a un rival al que no ha derrotado en sus siete partidos de este año.

 

"No necesitamos ganar, puede ser importante empatar", advirtió antes de la ida Carlo Ancelotti, un argumento que ya no le sirve, salvo que se repita el 0-0 y ambos se vean condenados a jugar una dramática tanda de penaltis, un suerte que los de Diego Pablo Simeone ya tuvieron que manejar en la anterior ronda ante el Bayer Leverkusen.

 

Ahora, sin embargo, cualquier gol rojiblanco puede valer su peso en oro y no hay que olvidar que en las tres visitas de este año al coliseo blanco, el campeón liguero, siempre ha marcado, por lo que el actual campeón de Europa tendrá que manejar esa delicada situación ante un rival capaz de hacer un tanto de cualquier situación a balón parado.

 

A esta capacidad para sacar el máximo rendimiento a cualquier detalle se une a favor del Atlético su firmeza defensiva, que hasta el momento se le ha atragantado a un Real Madrid, que necesitará de su mejor versión ofensiva para poner fin a su negativa racha en los derbis de este año, otro aspecto, psicológico, que puede jugar en favor de los colchoneros.

 

El equipo rojiblanco opondrá su solidez como bloque para contener a un Real Madrid, donde el mensaje principal es el de no tener prisa y menos ante un rival que no suele perdonar despistes como ya pasó en su última visita al Bernabéu. Entonces, el conjunto blanco debía remontar un 2-0 en la Copa del Rey y Fernando Torres se encargó de acabar con cualquier opción con un gol antes del primer minuto.

 

Con todo, el partido decisivo llega marcado por las bajas en el diez veces campeón de Europa, más presionado por el riesgo de quedar eliminado ante su público y de quedarse con la Liga BBVA como única opción para salvar el año. El equipo rojiblanco, en cambio, sólo tiene la ausencia de Mario Suárez y la duda del estado físico de Mario Mandzukic.

 

El partido del Calderón trajo una mejoría en el juego de los blancos sobre su rival, al menos en los primeros 45 minutos donde Jan Oblak se erigió como un 'muro' infranqueable. Por primera vez en la temporada, el Real Madrid dominó al Atlético y le neutralizó, y esas buenas sensaciones son las que Ancelotti quieren que sus jugadores repitan para  pasar a las semifinales por sexto año consecutivo.

 

Sin embargo, el primer capítulo también dio noticias negativas. Marcelo vio la amarilla con la que se perderá la vuelta y Benzema se lesionó y aunque en principio parecía que no sería grave, finalmente se perderá la cita. Antes, el sábado, el partido ante el Málaga dejó dos nuevas ausencias en las figuras de Gareth Bale y de Luka Modric.

 

Esto obliga a Ancelotti a recomponer su once estelar. El entrenador italiano no dio ningún atisbo de pista y el equipo que puede poner en liza es una incógnita en cuanto a los sustitutos de los cuatro ausentes.  Así, lo único claro es que Isco volverá al equipo y que 'Chicharito' Hernández o Jesé deberían pelear por un puesto, con ventaja teórica para el mexicano.

 

Para reemplazar a Marcelo, existe la posibilidad del casi inédito Fabio Coentrao o la marcha de Carvajal a ese lado y que juegen los tres centrales, con Ramos o Varane en el lado derecho, mientras que en el centro del campo, lo más natural es la entrada de Illarramendi por Modric, pero no sería la primera vez que el preparador madridista confía en Khedira, ya que Lucas Silva ha dejado de contar tras su inicial entrada.

 

Menos dudas tiene Simeone, aunque su esquema puede tener alguna variante respecto al de la ida donde jugó con dos delanteros como el inspirado Antoine Griezmann, gran peligro, y Mario Mandzukic. El croata sigue con sus problemas de tobillo y descansó ante el Deportivo, pero todo hace indicar que estará presente por el tinte del partido.

 

El 'Cholo' mantendrá en la portería a un Oblak que ha aprovechado muy bien su oportunidad y en la defensa no se prevén cambios respecto al choque del Calderón, con la duda siempre del cambio de Jesús Gámez por Siqueira para dotar de mayor poder defensivo. En el medio, Tiago entrará en el lugar de Mario y el argentino podría optar por fortalecer esa zona con Raúl García, sacrificando a Arda Turan o a Mandzukic, dejando entonces solo a Griezmann.

Noticias relacionadas