El ministro pide a los defensores del Toro de la Vega que no impongan la "ley de la selva"

Fernández Díaz se ha mostrado consciente de los sentimientos encontrados que concita la prohibición acordada por la Junta, pero apela al cumplimiento responsable de la ley.

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha expresado su deseo de que el decreto ley de la Junta de Castilla y León que prohíbe la muerte del Toro de la Vega de Tordesillas sea acatado por lo defensores a ultranza de dicho festejo puesto que en caso contrario, tal y como ha advertido, se impondría la "ley de la selva".

  

Dada su condición de vallisoletano, Fernández Díaz, quien ha presidido hoy en la capital del Pisuerga el acto oficial de entrega de la bandera de España a la Jefatura Superior de la Policía Nacional en Castilla y León, se ha mostrado consciente de los sentimientos encontrados que concita la prohibición acordada por la Junta pero más allá de dicha controversia, fundamentalmente por parte del alcalde de Tordesillas, su equipo de gobierno, la oposición y otros ciudadanos defensores de Toro de la Vega, ha apelado al cumplimiento responsable de la ley.

  

"Sólo el respeto a las decisiones de la autoridad legítimamente constituida permite construir una convivencia pacífica y democrática. Si nos saltamos la ley supone imponer la ley de la fuerza, de la selva", ha insistido Fernández Díaz, quien ha aprovechado para dar ejemplo al acatar la decisión adoptada por la Junta, "que ejerce una función que le es propia".

Noticias relacionadas