El ministro entrega en Valladolid a la Policía Nacional la bandera que "une a todos los españoles"

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díez, entrega la bandera de España al jefe de la Policía Nacional. JORGE IGLESIAS
Ver album

La Jefatura Superior de la Policía Nacional de Castilla y León cuenta desde este martes con el honor del uso de la bandera nacional, en un emotivo acto que ha contado con la diseñadora Amaya Arzuaga en calidad de madrina.

El acto ha contado entre otras autoridades con el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, la delegada del Gobierno en Castilla y León, María José Salgueiro; la vicepresidenta de la Junta, Rosa Valdeón; el vicepresidente primero de las Cortes, Ramiro Ruiz Medrano; el alcalde de Valladolid, Óscar Puente; el presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero; el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, José Luis Concepción; la fiscal Superior de Justicia, Lourdes Rodríguez, además de los nueve subdelegados del Gobierno en las diferentes provincias de Castilla y León.

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha entregado el uso de la bandera nacional a la Jefatura Superior de la Policía Nacional de Castilla y León en un acto solemne celebrado en el paseo central del Campo Grande de Valladolid y en el que la diseñadora Amaya Arzuaga ha actuado como madrina. El consejo de Ministros firmó en octubre de 2015 un Real Decreto en el que se autorizaba esta distinción.

 

El ministro del Interior ha explicado que “sin seguridad, no hay libertad” y que la Policía Nacional “es garante de la seguridad y por lo tanto de la libertad”. Jorge Fernández Díaz ha recordado que "respetar los símbolos es respetarnos a nosotros mismo, al diferente, al que siente de forma distinta”. Dice que la bandera “nos une a todos” y  asegura una “convivencia libre y democrática”.

 

Ha tenido emocionadas palabras para aquellos que cayeron en acto de servicio, en especial para los 188 policías nacionales muertos “por la acción del terrorismo”. Fernández Díaz, “en casa” (nació a “pocos metros” de donde se ha realizado el acto) dice que la entrega del uso de la bandera es una de las "mayores distinciones" a las que puede aspirar la Policía Nacional.

 

La diseñadora vallisoletana Amaya Arzuaga ha sido la madrina del acto, algo que ha llevado con "honor y responsabilidad”, ha dicho, antes de entregar “el símbolo que representa a España” al ministro del Interior que, a su vez, ha depositado la bandera al jefe superior de Policía Nacional de Castilla y León, Manuel Javier Peña Echevarría.

 

Peña ha reconocido “el honor” que supone para el Cuerpo al que pertenece y ha recordado que la bandera “está tejida por la sangre de muchos compañeros y por los sueños de muchos compatriotas”. El jefe superior de Policía ha insistido en el “trabajo, el compromiso, la capacidad de trabajo y la excelencia en el servicio” de los efectivos de la Policía que “es de todos y para todos”.

 

Antes de finalizar el acto, se ha rendido un sentido homenaje a los caídos en acto de servicio depositando una corona de laurel ante el Ángel Custodio, patrón del Cuerpo, mientras sonaba 'La muerte no es el final del camino', en el momento más emotivo de un evento que se ha prolongado por espacio de una hora.

 

JORGE IGLESIAS