Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El mes de junio en Castilla y León fue "ligeramente cálido" con zonas de lluvia intensa y otras donde ha sido muy seco

El mes de junio ha tenido "importantes fluctuaciones" en las temperaturas y se puede calificar como un mes "normal" o "ligeramente cálido" en gran parte de Castilla y León, aunque en algunas zonas del Norte y Noroeste el mes ha sido frío, según las estimaciones facilitadas este viernes por la Agencia Estatal de Meteorología.
VALLADOLID, 4 (EUROPA PRESS)



La temperatura mínima se ha mantenido, en general en valores cercanos "a sus promedios normales" y han sido los registros de temperatura máxima los que han tenido un comportamiento "ligeramente superior a lo normal".

Las temperaturas máximas más altas se registran los días 12 y 13 de junio, con valores que superaron los 28 grados y que llegaron a los 36 en el Valle del Tiétar (Ávila). Esto contrasta con la temperatura máxima del día 24, fecha en la que, en gran parte de Castilla y León no se superaron los 20 grados, incluso en León el termómetro no pasó de 16,4 grados.

En cuanto a las precipitaciones, el valor medio tiene un "déficit" del 30 por ciento con respecto a lo normal pero con un reparto "desigual" puesto que la inestabilidad que ha caracterizado al mes ha provocado que las precipitaciones se hayan producido en forma de chubasco, con numerosas tormentas y, en ocasiones, con granizo. Incluso se produjo un tornado en Duruelo de la Sierra (Soria) el pasado 10 de junio.

La calificación es poco homogénea ya que mientras que en algunas zonas de Burgos y de Soria el mes ha sido muy lluvioso, en gran parte del Centro y del Sur de la Comunidad la valoración es de muy seco. La mayor precipitación corresponde a Ólvega (Soria) con 102 litros por metro cuadrado y el menor registro es el de Salamanca con 2,6 litros por metro cuadrado.