El mes de junio comienza mañana con seis provincias en alerta por oleaje y rachas de viento de hasta 80 km/h

AEMET prevé una ligera subida de temperaturas hasta el jueves, cuando volverá la inestabilidad primaveral




MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

El mes de junio comenzará este sábado con un total de seis provincias en alerta por oleaje y rachas de viento que podrán alcanzar los 80 km/h y que serán de carácter fuerte en el valle del Ebro y Ampurdán, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En concreto, Aragón, Castellón, Gerona y Tarragona estarán en alerta amarilla (riesgo) por viento. Estas dos últimas también estarán en el mismo nivel de alerta por fenómenos costeros.

Este sábado, los cielos estarán muy nubosos en el Cantábrico y pirineo occidental, con precipitaciones débiles localmente moderadas, sobre todo en País Vasco y norte de Navarra, y podrían extenderse, de forma más débil y dispersa, a otros puntos del extremo norte peninsular.

También se esperan intervalos nubosos en el área del sistema central, y con posibilidad de algún chubasco débil en el ibérico. En el norte de las Islas Canarias también habrá intervalos nubosos y, al principio de la jornada, en el este de Cataluña y de Baleares, con cielos poco nubosos o despejados en el resto del país.

La cota de nieve se situará entre los 1.600 y los 2.100 metros en el extremo norte peninsular mientras que las temperaturas en general experimentarán un ligero ascenso en la mayor parte del país.

El viento soplará flojo a moderado de componente norte en la mitad norte peninsular, Baleares y Canarias, siendo fuerte en el valle del


Ebro y Ampurdán, flojo a moderado del este en el Estrecho, y de


direccion variable en el resto.

INESTABILIDAD PRIMAVERAL

Según ha explicado a Europa Press el portavoz de la AEMET, Alejandro Lomas, para los próximos días se espera una ligera subida de temperaturas "poco a poco" hasta el jueves, cuando volverá la inestabilidad primaveral a la mitad norte y el centro peninsular.

Así, Lomas ha señalado que las condiciones climatológicas serán "muy similares" tanto el sábado como el domingo, donde se registrará una subida de las temperaturas de forma muy ligera y generalizada y sin cambios significativos en el viento. No obstante, el jueves volverá la inestabilidad a la mitad norte y centro peninsular, con precipitaciones débiles en zonas de montañas. Además, los termómetros volverán a bajar, si bien "las temperaturas frías del norte" que se han registrado en días anteriores "no volverán".

De esta manera, se abandona un mes de mayo que ha sido el más frío desde al año 1985. Según ha afirmado Lomas, este registro de temperaturas no se debe a ningún motivo concreto, sino que responde a la "oscilación y variabilidad natural" del clima.