El mes de julio se cierra con tres muertos en las carreteras de la provincia de Valladolid

Los accidentes morateles se produjeron en Tiedra y en Medina de Rioseco

El mes de julio concluye con un balance de 27 muertos en 23 accidentes ocurridos en las carreteras de Castilla y León, siete más que en el mismo mes del año anterior, cuando fueron 19 los fallecidos en 16 siniestros.

 

El jueves 14 fue el día más trágico del mes, con cinco fallecidos, y en el que se produjo el peor de los accidentes registrados este julio, cuando tres personas perdieron la vida y otras seis resultaron heridas en el choque entre un camión y un todoterreno en el kilómetro 11 de la N-502, a su paso por la localidad abulense de Salobral.

 

Todas las personas que viajaban en el todoterreno, de nacionalidad búlgara, eran temporeras de la fresa que trabajaban en Niharra (Ávila), donde hay una importante producción dedicada a este cultivo que genera la contratación de gran número de trabajadores en esta épocal.

 

Ese mismo día también fallecieron un hombre de 38 años en un aparatoso siniestro en la A-2 a su paso por Arcos de Jalón (Soria) -en el que además se registraron tres heridos- y un joven de 25, que cayó con su vehículo a una charca de riego en Villalba de Duero (Burgos) paralela a la carretera CL-619.

 

Por otro lado, el martes 12 de julio dos personas murieron y cuatro sufrieron heridas de carácter leve en una colisión entre dos turismos en la N-I a su paso por Briviesca. Dos muertos fue también el balance de un choque ocurrido en la madrugada del sábado 16 entre un turismo y un camión en la N-I a su paso por Prádanos de Bureba (Burgos), donde además dos personas resultaron heridas. Ese mismo día otra persona perdió la vida y cuatro fueron trasladadas a un centro hospitalario en un nuevo choque entre un camión y un turismo en la A-62 a la altura de la capital burgalesa.

 

COLISIÓN MÚLTIPLE

 

El miércoles 13 de julio, por su parte, se saldó con dos fallecidos, uno de ellos en una colisión múltiple en la N-601 en Mansilla de las Mulas (León), donde otras dos personas resultaron heridas, y el otro en un siniestro entre un tractor y un camión en la N-I a su paso por el municipio burgalés de Pancorbo.

 

Dos personas murieron también en otros dos siniestos ocurridos el martes 26, el primero en un vuelco en la A-52 a la altura de Villabrázaro (Zamora), y el segundo en un choque entre dos turismos en la SG-223 en Cuéllar (Segovia).

 

Asimismo, un motorista de 30 años falleció el domingo 3 de julio en la AV-902 en El Barraco (Ávila); un paciente de 91 murió el viernes 8 cuando la ambulancia en la que era trasladado chocó contra un turismo en la N-601 a su paso por Medina de Rioseco (Valladolid), y otro motorista perdió la vida tras colisionar con una furgoneta en la CL-612, también en Rioseco, el lunes 11.

 

Una mujer murió y cuatro personas sufrieron heridas como consecuencia de una colisión frontal entre dos turismos el pasado 15 de julio ocurrida en la N-629 a la altura de Quintanilla de Sopeña (Burgos), mientras que en la LE-493 a su paso por Riello (León), un hombre de 48 años murió y otras dos personas hubieron de ser trasladadas.

 

El martes 19 un varón de 70 años perdió la vida en la N-403 en Adanero (Ávila); el miércoles 20, una mujer falleció tras salirse de la vía su coche y chocar contra una valla en Villamuriel de Cerrato (Palencia); el sábado 23, un hombre de 43 murió tras después de volcar una furgoneta en la A-6 a la altura de Tiedra (Valladolid), y el lunes 25, un hombre que caminaba por la calzada fue mortalmente atropellado en la conexión de la BU-11 con la A-1 en Burgos.

 

La colisión de un turismo y un autobús en la N-120 a su paso por Hospital de Órbigo (León) dejó un balance de un muerto y tres heridas el pasado miércoles 27, en tanto que una anciana de 86 falleció y otras dos personas resultaron heridas en un choque entre dos turismos en la CL-615 en Grijota (Palencia) el jueves 28.

 

Por último, dos motoristas de 34 y 33 años perdieron la vida este mismo domingo, día 31, en dos accidente en la AV-905 en Navalosa (Ávila) y la N-631 en Perilla de Castro (Zamora), respectivamente.