El Mercado del Val, la espera que "merece la pena"

La inauguración atrajo a muchos vallisoletanos. A. MINGUEZA
Ver album

Tras nueve años desde la primera intención y después de tres de obras, regresa a su ubicación tradicional con muchos cambios. Cientos de vallisoletanos dieron color a un estreno que ha tenido muy buena acogida y que ha generado mucha expectación.

Antes de las 10:30, hora prevista para la inauguración, ya había colas en las puertas de acceso al Mercado del Val. "¿Se puede entrar ya?", preguntaban los vallisoletanos. Porque este 30 de noviembre es un día especial. La espera para que el alcalde, Óscar Puente, abriera la puerta se hizo larga por la emoción del momento; y más hasta que la consiguió pasar, ya que al edil se le resistió y requirió la ayuda, entre otros, del 'popular' José Antonio Martínez Bermejo.

 

Con alegría y expectación, la comitiva se abrió paso para acceder a un mercado renovado en el que no sabían hacia dónde dirigir sus mirada. Los puestos se vistieron con sus mejores galas para el estreno y los ojos se iban para todos los lados por los gastronómicos, quienes se encuentran nada más entrar por la puerta principal.

 

"Allá por el año 2007 escuché hablar de la renovación del Mercado del Val. En noviembre 2011 se constituía el consorcio del mercado y en 2013 empezaron obras", explicó Óscar Puente. El alcalde reconoció que "la espera se ha hecho larga, especialmente para los industriales", pero aseguró que "ha merecido la pena".

 

Y es que han pasado nueve años desde el primer movimiento para lavar la cara a "un espacio de vanguardia". Recordó que el próximo año se cumple el bicentenario del nacimiento del poeta José Zorrilla, porque, pese a la remodelación, "seguirán vendiéndose sandías, como cuando lo frecuentaba".

 

Puente recalcó que esta nueva cara es "fruto de la colaboración de distintas administraciones e implicación industriales". A estos últimos les dedicó unas palabras: "Regresáis al mismo lugar, pero no al mismo mercado, que ahora cuenta con un motor nuevo. Es una plaza de referencia que sonará más allá de Valladolid; un proyecto de la ciudad, con mayúsculas. Sois 35 industriales los que inauguráis los puestos en un escenario de crisis.Os animo a que luchéis".

 

También quiso destacar a "la JuntaMercedes Cantalapiedra, María Sánchez, Luis Vélez, las diferentes concejalías, trabajadores del Ayuntamiento, Víctor MuñozFelipe González, la empresa constructora y el estudio de rehabilitación del edificio". Mientras, apartó las flores de su lado porque consideró que la aportacion como alcalde es "la más pequeña de todas".

 

UN DÍA IMPORTANTE

 

Por su parte, Pilar del Olmo, Consejera de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, afirmó que "es un día importante para Valladolid y la comunidad, de celebración". "Estamos inaugurando un mercado renovado, que es un ejemplo de innovación. Se trata de un motor para el comercio de proximidad de Valladolid y una atracción de mucha más gente al centro", comentó.

 

Del Olmo creyó que esta remodelación "va a suponer un cambio en el comercio de Valladolid, en la atención al cliente y en la gestión del comercio". Reslató la "amplitud en los horarios" y con el toque tradicional que mantiene, unido a la nueva cara. "Conserva los rasgos clásicos, pero hay mucha más luz", explicó.

 

La inauguración también contó con la presencia del subdelegado del Gobierno en Valladolid, Luis Antonio Gómez, quien se mostró de acuerdo con el alcalde en la espera. "Ha sido un largo camino hasta llegar aquí, pero, viendo las instalaciones, ha merecido la pena esperar", señaló.

 

De igual manera que a la hora de destacar "la unión de muchas partes". En su caso, mencionó al anterior alcalde en ese apartado, Francisco Javier León de la Riva. Además destacó "el trato personal, cercano y siempre muy profesional" que se encontrarán los visitantes. Sobre la remodelación consideró que sirve para "dinamizar y vertebrar el casco histórico". "Tenemos mucha vida para el Mercado del Val", sentenció.

 

Por último, Puente dio la palabra al presidente de la asociación de comerciantes del Mercado del Val, Felipe González, aunque con la advertencia de que iba con "prisa" por tener "el puesto lleno". "Es un mercado competitivo, bonito y cómodo para los clientes", dijo. Intervención escueta acompañanada de la explicación: "Me voy a trabajar, que tengo mucho que hacer". Esto provocó las risas y los aplausos de los allí presentes, en una mañana especial para Valladolid.

Noticias relacionadas