El Mercado del Val celebra su primer aniversario con una degustación gratuita de jamón

El nuevo Mercado del Val, en la Plaza del Poniente, el día de su inauguración.

Este viernes, 17 de octubre, se cumple un año desde que el nuevo recinto situado en la Plaza del Poniente de Valladolid abriera sus puertas.

DEGUSTACIÓN JAMÓN IBÉRICO:

 

Viernes, 17 de octubre.

 

Horario: De 10.00 a 14.30 y de 18.00 a 21.00 horas.

Parecía ayer cuando el nuevo Mercado del Val, situado en la Plaza del Poniente, abría sus puertas para que sus 29 comerciantes pudieran proseguir con su actividad habitual. A día de hoy, los tenderos siguen a la espera de que las obras del antiguo recinto den el empujón definitivo –se espera el arranque para noviembre-, pero lo cierto es que en el nuevo espacio tampoco se sienten a disgusto, como han reconocido en más de una ocasión.

 

En esas, el nuevo Mercado cumple nada más y nada menos que un año desde la apertura oficial de puertas este viernes, 17 de octubre. 365 días cargados de ventas, idas, venidas, días mejores y peores, muchos suministros pero sobre todo mucha ilusión por seguir haciendo su trabajo. Esa misma ilusión que les lleva a hacer algo especial para soplar esta solitaria vela.

 

De esta manera, y tal como han dado a conocer este miércoles, el viernes tendrá lugar una degustación de jamón ibérico para todos aquellos clientes que se pasen por el lugar durante todo el día de manera completamente gratuita. Concretamente, en horario de 10.00 horas a 14.30 por la mañana y de 18.00 a 21.00 por la tarde.

 

 

“La finalidad de esta celebración es agradecer la fidelidad y lealtad que sus clientes han demostrado a lo largo de este año, sabiendo valorar la calidad, atención y servicio que ofrecen los industriales del Mercado del Val”, han asegurado en un comunicado en el que esperan que la jornada festiva se convierta en un gran día de celebración.

 

Y es que mucho hubo que pelear por la mudanza a este espacio, merced de los rifirrafes con Ecologistas en Acción. Finalmente entre Ayuntamiento de Valladolid y comerciantes el proyecto terminó por salir adelante, no sin polémica que hizo que estos tenderos consideraran un alivio la marcha hacia delante.