El Mercado del Campillo da una vuelta a los precios de la cesta de la compra para Navidad

El Mercado del Campillo. TRIBUNA

La gamba grande ha pegado un importante repunte, mientras que otros productos como el solomillo de ternera o el bogavante se mantienen respecto al año pasado.

Llega la Navidad, y con ella las prisas por hacer las compras de regalos y de las suculentas comidas y cenas lo más pronto posible. Una tradición de adelantar todos los quehaceres que no falla casi nunca para ningún español de a pie, hecho al que no es ajeno Valladolid y tampoco uno de sus epicentros para estas fechas, el Mercado del Campillo. Se trata de días claves para las ventas, algo de lo que son perfectamente conscientes los comerciantes, que han decidido adaptar precios para esta peculiar cesta navideña de la compra.

 

Y es que hay varios productos que destacan por la variación de su coste respecto al año pasado. Llama la atención el aumento de precio de la gamba grande congelada (15’37 euros por kilo) respecto a hace doce meses (10’86 euros) o de la cigala grande (49 euros en 2014, 28’64 el pasado), mientras que otro producto como el filete de merluza se ha mantenido estable con 6’79 euros de precio medio por kilo en comparación con los 6’71 de 2013.

 

A lo que también tendrán que enfrentarse los vallisoletanos estas navidades será a un incremento del precio del langostino. Tanto para el cocido como para el normal, tanto para el grande como para el pequeño, el coste se ha disparado. Como muestra, un botón. El langostino grande valía hace doce meses 8’25 euros el kilo, ahora 11’93.

 

Pero no todo son incrementos. Si quiere buenas noticias, busque en el besugo (14’77 euros kilo), el lechazo medio o entero (9’99) o el tostón (11’89), que se han quedado a un precio estable respecto a las anteriores navidades. Y por seguir con ‘chollos’ de esos que se encuentran estos días tan señalados, el centollo (7’87) o el emperador (13’78) son buenas apuestas, ya que han bajado casi un euro por kilo de media en comparación las navidades pasadas.

 

Así que ya sabe, si estos días anda a la caza y captura de alguna jugosa oferta para sorprender a sus comensales en Navidad, como dicen desde asociaciones de comerciantes vallisoletanas, el mejor centro comercial son las tiendas de proximidad, en este caso, el Mercado del Campillo.