El Mercado Castellano mantiene viva la artesanía y ameniza las fiestas de San Pedro Regalado

Más de medio centenar de puestos ambulantes han levantado este viernes sus toldos para "mantener viva la artesanía" en la vallisoletana plaza de San Pablo, donde se mostrará hasta el próximo lunes (día de San Pedro Regalado) el trabajo de 81 talleres de oficios artísticos y alimentarios de toda España.

Así lo ha explicado en la inauguración del mercado la concejal de Cultura, Comercio y Turismo, Mercedes Cantalapiedra, quien ha recorrido los expositores y observado los productos acompañada por el alcalde de la ciudad, Francisco Javier León de la Riva, y la representante de Familia y Bienestar Social en el Ayuntamiento, Rosa Hernández.

 

"Un año más, ésta es una excelente ocasión para apreciar aquello que habitualmente no está tan valorado como se merece", ha opinado Cantalapiedra tras apuntar que las "buenas condiciones climatológicas" y el "fantástico entorno" en el que se ubican los puestos ayudará a que vallisoletanos y visitantes disfruten de la artesanía estos días.

 

De este modo, mientras los dos tiovivos ecológicos instalados en San Pablo giraban, y niños y adultos contemplaban la labor de un hombre ocupado en esculpir piedra, León de la Riva, Cantalapiedra y Hernández aplaudían a un grupo de bailarines que se movían al son de una jota.

 

"Como se puede comprobar, hay programadas actividades para todas las edades y gustos", ha detallado en este contexto la concejal de Cultura tras recoger uno de los pequeños tarros de degustación miel con los que se obsequia estos días a los compradores.

 

TALLERES PARTICIPATIVOS Y DEMOSTRATIVOS

 

El Mercado Castellano está organizado por la Federación de Organizaciones Artesanas de Castilla y León (Foacal) con el patrocinio del Ayuntamiento de Valladolid y ha sido promocionado como "una buena oportunidad" para conocer "otra cara" del patrimonio de Valladolid, fruto de una "antiquísima herencia cultural y símbolo de una identidad común".

 

Con este fin, el público podrá contemplar la "riqueza artística, creativa y gastronómica" de los distintos oficios artesanos y participar en un extenso programa de alternativas paralelas que incluye tres talleres participativos (forja, cestería y pintura sobre seda) y siete demostrativos (talla en piedra, elaboración de cerveza, vidrieras, bolillos y vainicas, joyería, técnicas textiles y alfarería).

 

Además, este año se propone como novedad un espacio infantil dedicado a los juegos tradicionales y a las atracciones ecológicas, así como un espectáculo que se celebrará el domingo por la noche con antorchas, palos, diábolos y combas ardientes. Todo ello estará amenizado, una edición más, por las por danzas y música castellana, pasacalles, malabaristas y zancudos.

 

CERCA DE 30 EXPOSITORES LOCALES

 

Entre los 53 expositores castellanoleoneses, 29 son de Valladolid. De esta manera la capital es la que más puestos aporta al Mercado Castellano, donde también tienen representación Aragón (dos casetas), Madrid (dos), Galicia (dos), País Vasco (dos), Navarra (dos), Castilla la Manca (dos) y Andalucía (uno). Hasta el próximo lunes, el público que se acerque a San Pablo podrá hacer las compras que desee en horario de 11.00 a 14.30, y de 17.00 a 22.00 horas.