El maquinista del tren siniestrado, imputado por un presunto delito de homicidio por imprudencia

La noticia ha sido confirmada por el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz.

El conductor del tren siniestrado en Santiago, Francisco José G.A., ha sido trasladado este sábado a la comisaría de la Policía Nacional ubicada en la capital gallega, tras recibir el alta médica del Hospital Clínico, donde se encontraba ingresado con heridas leves. Fue detenido a las 19.40 horas del jueves y se le imputa un presunto delito de homicidio por imprudencia.

 

La situación legal de Francisco José G.A. la ha confirmado el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en una rueda de prensa que tuvo lugar en la misma comisaría en la que se encuentra el maquinista y en la que compareció acompañado de la titular de Fomento, Ana Pastor, y del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, junto a autoridades policiales.

   

"Muy reconocido y muy orgulloso" como ministro del Interior de que la Policía "una vez más haya estado a la altura", ha dicho Fernández Díaz, quien ha señalado que el maquinista prestará declaración ante el juez antes de las 19.40 horas de este domingo, cuando concluyen las 72 horas preceptivas desde que fue formalmente detenido en el propio centro sanitario.

   

Lo hará una vez que finalice el "complejo atestado policial" que instruye el comisario provincial de Policía de A Coruña, José Luis Balseiro Vigo, que se incorporó de inmediato a su puesto tras el siniestro registrado en Angrois el pasado miércoles, pese a que se encontraba de vacaciones.

 

 Fernández Díaz le ha agradecido este gesto y ha explicado que fue Balseiro Vigo el que le confirmó la situación jurídica del maquinista, quien reconoció poco después de producirse el siniestro que iba a una velocidad de 190 kilómetros por hora, cuando la velocidad límite en ese tramo era de 80 kilómetros por hora.

 

"COMPLEJO" ATESTADO POLICIAL

 

El "complejo" atestado policial en el que trabaja ahora la Policía mantiene "todas" las líneas de investigación "abiertas" y "no descarta ninguna".

   

La primera fase del mismo concluirá una vez que el detenido pase a disposición judicial y en la segunda se hará un atestado "ampliatorio" en el que se recojan "todas las circunstancias", ya sin estar "determinado" por los tiempos que marca el proceso jurídico.

   

Al margen del delito de homicidio por imprudencia, a preguntas de los periodistas sobre la posible imputación al maquinista de un segundo delito de lesiones por imprudencia, el ministro ha delegado para la respuesta en el comisario, que de forma escueta, ha señalado que será el Ministerio Fiscal "el que tipifique en qué sentido va el escrito de acusación".

   

Preguntado sobre la hipótesis de que Francisco José G.A. estuviese hablando por teléfono en el momento en que se produjo el descarrilamiento y que eso hubiese provocado el siniestro, el ministro ha evitado responder alegando que "la investigación está abierta y bajo la autoridad judicial".

   

Francisco José G.A. se acogió a su derecho a no declarar este viernes en el interrogatorio policial al que se le sometió en el Hospital Clínico, pero podrá hacerlo en cualquier momento si lo considera oportuno antes de pasar a disposición judicial --lo que, en principio, ocurrirá este domingo--.

 

 "Está en su derecho a no declarar y también está en su derecho de cambiar de opinión", ha apuntado Jorge Fernández Díaz, quien ha señalado que, en caso de que el maquinista decidiese prestar declaración, sería avisado su abogado para que estuviera presente.

 

"INDICIOS RACIONALES"

   

Antes de la rueda de prensa, el ministro del Interior visitó la zona del accidente y el Multiusos del Sar, habilitado como tanatorio provisional y donde se han realizado la mayoría de las identificaciones de las, según los últimos datos oficiales, 78 víctimas mortales.

   

Durante su visita al lugar de Angrois, Fernández Díaz ha subrayado que se detuvo al maquinista porque hay "indicios racionales" de que pudo tener alguna "eventual responsabilidad" en la tragedia del miércoles, aunque ha subrayado que ésta deberá ser "determinada" por el juez y las investigaciones técnica y judicial abierta.

   

En la zona del accidente ha rechazado profundizar en cuáles son esos indicios, como tampoco lo hizo en la rueda de prensa de la comisaría. "No voy a decir nada más, hay una investigación abierta", ha esgrimido, para añadir que el caso está bajo el dictado de la autoridad judicial.

Noticias relacionadas