El Magrama inicia las obras de la EDAR de Castronuño, que cuenta con un presupuesto de un millón de euros

Los trabajos incluyen la construcción de una Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) suficiente como para poder atender las necesidades de una población de 1.800 habitantes equivalentes.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), a través de la sociedad estatal Aguas de las Cuencas de España (Acuaes), ha iniciado la ejecución de las obras de mejora del saneamiento de las aguas residuales de Castronuño (Valladolid), que requerirán una inversión de más un millón de euros.

  

Los trabajos incluyen la construcción de una Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) con capacidad para tratar un caudal de 15 metros cúbicos por hora, suficiente como para poder atender las necesidades de una población de 1.800 habitantes equivalentes.

  

La actuación se completará con la ejecución de cuatro colectores con una longitud de 480 metros, que conducirán los vertidos actuales hasta un nuevo emisario, dotado con un aliviadero para la evacuación del exceso de aguas en episodios de lluvias intensas hasta la nueva EDAR.

  

Estas nuevas infraestructuras garantizarán una adecuada depuración de los vertidos de aguas residuales que, actualmente, llegan sin tratar al río Duero.

  

Los trabajos, que actualmente se centran en la construcción de la obra civil de la EDAR, están cofinanciados en un 80 por ciento por el Ministerio, a través del Fondo de Cohesión de la Unión Europea, y en el 20 por ciento restante por el Ayuntamiento de Castronuño.