El Madrid humilla al Barcelona a 'triple limpio'

Sergi Llull fue nombrado 'MVP' y acabó con 21 puntos, 15 de ellos en el primer parcial.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Llull (21), Carroll (4), Rudy Fernández (15), Ayón (8) y Mejri (-) --quinteto inicial--; Sergio Rodríguez (6), Campazzo (3), Rivers (11), Maciulis (-), Reyes (7), Nocioni (7) y Bourousis (17)

  

FC BARCELONA: Satoransky (5), Abrines (8), Oleson (8), Doellman (4) y Tomic (17) --cinco inicial-- Huertas (8), Navarro (7), Thomas (9), Pleiss (4), Lampe (8) y Nachbar (-)

  

PARCIALES: 29-14, 20-25, 22-20 y 28-19.

  

ÁRBITROS: Pérez Pizarro, García González y Pérez Pérez. Sin eliminados.

  

PABELLÓN: Fernando Buesa. 8.452 espectadores.

El Real Madrid se ha impuesto con contundencia en la final de la Supercopa al FC Barcelona (99-78), en el Pabellón Buesa Arena, en un partido que los de Pablo Laso han dominado de principio a fin, que ha supuesto su tercer título de Supercopa consecutivo, y en el que ha destacado la actuación de un Sergi Llull que ha anotado 15 puntos en el primer cuarto.

  

Se esperaba este sábado en Vitoria una final igualada entre Real Madrid y Barcelona, con algo de favoritismo incluso para los blaugrana, pero nada más lejos de la realidad. El conjunto blanco estuvo mucho más 'enchufado' desde el primer momento y de la mano de un inspirado Llull se marchó en el marcador.

  

La primera final oficial del año quedó encarrilada para los de Laso en el primer parcial. 29-14 tras los primeros diez minutos, con 15 puntos de Llull. En el Barça solo daba la cara un Ante Tomic que anotó 10 de esos primeros 14 puntos. El ritmo rápido del partido benefició más a los de blanco que a los azulgrana, que se veían superados en ambos lados de la zona.

  

La intensidad madridista bajó al inicio del segundo cuarto, el Barcelona se acercó en el marcador de la mano de DeShaun Thomas y Maciej Lampe (40-36), dando la sensación de que volvía a haber partido. Pero entonces dos grandes minutos del flamante fichaje blanco Gustavo Ayón sirvieron para que los de Concha Espina se distanciasen de manera prácticamente definitiva.

  

Tras el paso por vestuarios la cosa no cambió para los hombres de Pascual. En ningún momento se vio una plantilla en principio favorita para ganar todo en España y en Europa, mucho trabajo por delante tendrá el entrenador español. Y es que no consiguieron imponer su juego en ningún momento y encima vieron como los pupilos de Laso les superaron en intensidad.

  

Los últimos 20 minutos fueron un constante intento del Barcelona por seguir en el partido. Enfrente un Madrid que no les permitía nunca acercarse a menos de diez puntos y que a base de rachas desde los 6'75 no se fue marchando en el electrónico.

  

Ésa fue una de las grandes diferencias entre ambos conjuntos, el acierto exterior. El Real Madrid acabó el partido con un 59% de efectividad (13/22), mientras que el Barcelona se quedó en un flojo 25% (7/28).

  

Al final, victoria apabullante del Real Madrid con Llull como 'MVP', anotó 21 puntos finalmente, y primer título del año para los blancos. Se trata de la tercera Supercopa consecutiva del Madrid, cuarta de su historia contando la que logró en 1984 con el antiguo formato.