El Madrid despierta y vence fácil al Herbalife

Al Real Madrid le costaba encontrar algún filón por donde generar puntos, tardando casi cuatro minutos en firmar su primera canasta, pero reaccionó y venció cómodamente.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Llull (15), Rudy Fernández (4), Maciulis (2), Ayón (-) y Reyes (18) --cinco inicial--; Sergio Rodríguez (20), Doncic (2), Rivers (19), Nocioni (13) y Slaughter (4).

  

HERBALIFE GRAN CANARIA: Bellas (8), Salin (16), Newley (20), Báez (-) y Tavares () --cinco inicial--; Vitali (4), Oliver (6), Portugués (-), Paulí (-), Kuric (), Barro (-) y Maric (6).

  

PARCIALES: 27-23, 23-15, 25-15 y 26-21.

  

ÁRBITROS: Hierrezuelo, García Ortiz y Rial. Sin eliminados.

  

PABELLÓN: Barclaycard Center, 8.665 espectadores.

El Real Madrid venció este viernes al Herbalife Gran Canaria (101-74) en el primer duelo de su serie de cuartos de final en los 'play-offs' de la Liga Endesa, y tras un partido en el que los 20 puntos del base local Sergio Rodríguez guiaron una rápida remontada madridista para así adelantarse en la eliminatoria.

  

El recién proclamado campeón de Europa emprendió con este trabajado triunfo su ruta hacia el título liguero, el cual pondría la guinda a un curso histórico en caso de alzar la corona de la ACB. Mientras, los canarios malgastaron una buena oportunidad de sacar tajada del Barclaycard Center y merodear la sorpresa.

  

Y es que el Herbalife arrancó el partido con un 0-12 de parcial en tres minutos, alargando tal ventaja hasta los 14 de renta (2-16 y 5-19). El escolta finlandés Sasu Salin y el alero australiano Brad Newley se convirtieron en los principales referentes del ataque visitante, que el mismo tiempo compaginaba su productividad con una eficaz defensa.

  

Al Real Madrid le costaba encontrar algún filón por donde generar puntos, tardando casi cuatro minutos en firmar su primera canasta. El base local Sergio Llull cogió entonces las riendas ofensivas de los suyos, bien auspiciado en dichas tareas por su compañero K.C. Rivers; este último, con un oportuno triple, logró poner a su equipo a cinco de distancia (18-23) y restando 2:07 para llegar al final del cuarto inaugural.

  

Con los pívots quizá algo desaparecidos, el propio Rivers fue el encargado de rubricar el pretendido volteo del marcador (25-23) y de nuevo con otro acierto desde la línea de tres puntos. Eso propició que el conjunto merengue abrochase a su favor los nacientes 10 minutos, con un resultado de 27-23 en el casillero.

  

El segundo periodo sirvió para que los pupilos de Pablo Laso refrendaran tal remontada, comandados por el citado Llull y además permitiéndose el lujo de conceder muchos e importantes minutos al joven Luka Doncic. El escolta esloveno, de 16 años, entró en la rotación de la plantilla beneficiándose del hueco dejado por Jaycee Carroll, quien se perdía este primer encuentro de la serie debido a un esguince de tobillo.

  

Los madrileños contaban ya con varias ventajas superiores a la decena (37-26 y 41-29), un desempeño que se asentó al término del segundo cuarto con el 50-38 en el electrónico del Barclaycard Center, y en cuyas gradas se congregó un total de 8.665 espectadores para jalear la provisional victoria local.

 

FELIPE REYES DA EL GOLPE DEFINITIVO

  

Después del protocolario intermedio, el pívot madridista Felipe Reyes demostró sobre el parqué su condición de 'MVP' de la temporada regular, y se erigió en el dueño y señor del tercer cuarto. Su tesón en la tarea de capturar rebotes, sobre todo ofensivos, permitió que el Real Madrid siguiese casi imparable de cara a cumplir los pronósticos; no en vano, su rival era el octavo clasificado de esa fase regular y llegaba con bajas de renombre.

  

El Herbalife exhibió demasiadas carencias en la segunda mitad del encuentro, sin chispa y sin ideas para poner en aprietos al conjunto blanco como en los últimos tiempos. Se notaron en exceso las ausencias por lesión de Ian O'Leary, Fabio Santana y Txemi Urtasun, así como la de un Levon Kendall que se perderá el resto de los 'play-offs' por asuntos personales en su Canadá natal.

  

Ese tercer acto concluyó con un marcador de 75-53, lo que hacía presagiar un divertimento aún mayor del cuadro merengue para el cuarto periodo. Los de Aíto García Reneses ya no mostraron ni pizca de peligrosidad contra el gran favorito de la eliminatoria, un Real Madrid que continuó con ímpetu y sin relajación.

  

Siguiendo esta estrategia, los 'Laso Boys' certificaron su severo correctivo al 'Granca' con amplias rentas que hasta rozaron la treintena (85-56). Cierto es que la capital de España no disfrutó de una primera pugna igualada, pero la serie es a tres asaltos y este domingo (12.40 horas) ambos equipos empezarán de cero; ahí, el Herbalife tratará de hacer borrón y cuenta nueva para alargar su sueño liguero.

  

Por su parte, el resultado conclusivo de 101-74 puso al Real Madrid en plena disposición de encarar ya un 'match point', y sellar entonces su billete para las semifinales. En el Gran Canaria Arena, los 'pío-pío' intentarán que eso no ocurra, pero se antoja necesario mejorar prestaciones en la búsqueda de ese reto.