El Madrid de Laso, a lo 'NBA'

Los Boston Celtics vuelven a la capital española 27 años después de su primera visita con Larry Bird para medirse al Madrid de Laso, que encara una temporada ilusionante.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Llull, Carroll, Maciulis, Ayón y Reyes --posible quinteto inicial--; Sergio Rodríguez, Rudy Fernández, Nocioni, Thompkins, Doncic, Hernangómez y Taylor.

  

BOSTON CELTICS: Bradley, Smart, Crowder, Lee y Zeller --posible quinteto inicial--; Thomas, Olyniyk, Johnson, Jerebko, Hunter, Sullinger, Rozer, Young, Jones y Mickey.

 

PABELLÓN: Barclaycard Center.

 

HORARIO: 21.00/Canal+Deportes.

El Real Madrid, vigente dominador del baloncesto FIBA como campeón de la Euroliga y de la Intercontinental, quiere subir un último peldaño batiendo a un equipo NBA, los Boston Celtics que vuelven a la capital española 27 años después de su primera visita con Larry Bird y decididos a dejar clara la diferencia de nivel que sigue existiendo entre ambas orillas del Océano Atlántico.

  

El 24 de octubre de 1988, el Real Madrid liderado por Fernando Martín y Drazen Petrovic se vació para intentar plantar cara a un poderoso rival con nombres históricos como Larry Bird, Kevin McHale, Robert Parish o Danny Ainge, quien actualmente es elo director ejecutivo de la franquicia.

  

Los 'orgullosos verdes' acabaron imponiendo la lógica y vencieron, aunque seguramente con menos facilidad de la que esperaban (96-111). Fue la primera derrota blanca contra un equipo NBA. En años posteriores, se repetiría el guión ante Phoenix Suns en 1998 (145-115), y ante Memphis Grizzlies (105-93) y Toronto Raptors en 2012 (102-95).

  

Sin embargo, el Real Madrid sabe lo que es vencer a un rival NBA, ya que hace ocho años los Raptors cayeron en el Palacio de los Deportes (104-103), con actuación estelar de un Sergio Llull entonces con 19 años y ahora en busca de medirse a jugadores que podrían haber sido oponentes en caso de haber dicho 'sí' a la oferta de Houston Rockets. Agarrados a este precedente, al apoyo de su afición en idéntico escenario que aquel día y al sobrado talento de su actual plantilla, los pupilos de Pablo Laso quieren repetir éxito.

  

Si hasta hace poco más de una década resultaba casi impensable que un equipo europeo plantara cara a una franquicia estadounidense, lo cierto es que la distancia entre ambos mundos se ha acortado sensiblemente, como demuestras las dos últimas finales olímpicas, en las que España logró hacer sufrir a Estados Unidos.

  

Además, los actuales Celtics nada tiene que ver con aquella formidable plantilla que comandaba Larry Bird y ahora no tienen a ninguna de las grandes estrellas de la competición. Su última final en 2010, cuando fueron superados por Los Angeles Lakers de Pau Gasol, cerró la última etapa pujante de la franquicia de Massachusetts, que entonces contaba con Paul Pierce, Kevin Garnett y Ray Allen.

 

LOS CELTICS LLEGAN A MADRID DESPUÉS DE PASEARSE EN MILAN

  

La temporada pasada, Boston sumó más derrotas que victorias (40-42) y fue barrido en primera ronda de 'play-offs' por los Cleveland Cavaliers de LeBron James (4-0), unos resultados discordantes con la franquicia más laureada en la historia de la NBA con 17 anillos, uno más que los Lakers.

  

Su mayor estrella quizá esté en el banquillo y destaca por su juventud. Con apenas 38 años, Brad Stevens inicia su tercera temporada al mano de los Celtics, a los que llegó después de brillar en la prestigiosa liga universitaria (NCAA), alcanzando dos finales consecutivas con la modesta universidad de Butler.

  

Pese a que no atraviesa su mejor momento histórico, el equipo viene de arrollar esta misma semana al EA7 Emporio Armani Milan (91-124) en el primero de sus dos encuentros en Europa. Isaiah Thomas, David Lee o Jared Sullinger son los nombres más conocidos que deberá frenar el Real Madrid, que busca un triunfo de lustre a tres días de abrir la Liga Endesa con un duelo exigente ante el Valencia Basket.