El Madrid busca repetir Copa tras apear a un combativo Joventut

El Real Madrid, finalista de la Copa del Rey

El Madrid le endosó al Joventut un parcial de 8-25 en el tercer cuarto para sentenciar el partido y lograr un récord histórico en triples en la Copa con 16.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Llull (19), Sergio Rodríguez (15), Rudy Fernández (12), Ayón (13) y Reyes (11) --cinco inicial--; Maciulis (6), Nocioni (9), Bourousis (6), Campazzo (-), Carroll (2), Rivers (5) y Slaughter (2).

  

FIATC JOVENTUT: Mallet (9), Ventura (6), Kirksay (7), Llovet (4) y Savané (14) --cinco inicial--; Vidal (9), Miralles (6), Hannah (10), Suárez (13) y Abalde (3).

 

PARCIALES: 26-24, 26-22, 8-25, 23-29.

  

ÁRBITROS: Arteaga, Jiménez y Cortés. Sin eliminados.

  

PABELLÓN: Gran Canaria Arena. 9.806 espectadores.

El Real Madrid jugará una nueva final de la Copa del Rey, la quinta en seis años, tras derrotar al FIATC Joventut en el Gran Canaria Arena (83-100), por lo que defenderá el título conseguido el pasado curso ante un FC Barcelona que este domingo tendrá sed de venganza (19.00 horas/TVE) tras la ajustada victoria merengue de hace 12 meses.

  

El equipo de Pablo Laso, que iba perdiendo al descanso, se agarró al idilio que mantiene con el tercer cuarto para destrozar a su rival. La 'Penya' encajó un desastroso parcial de 22-2 y tiró por la borda el excelente trabajo realizado hasta ese momento. Llull, Rudy y el 'Chacho' ajusticiaron a su víctima desde el triple.

  

El Madrid comenzó a medio gas y con la rémora de creerse mejor que su oponente. Malas ayudas en defensa, poca agresividad y presión descafeinada era el currículo del actual campeón copero. Sin embargo, el FIATC Joventut ofreció todo lo contrario. Intensidad, agresividad en el rebote ofensivo y buena circulación de balón. El resultado: ventajas verdinegras.

  

El 10-0 inicial hizo ilusionarse a la parroquia de Badalona. Demond Mallet, creando a su gusto, y Álex Suárez --con gran acierto en la pintura-- provocaron que el equipo catalán siempre llevase la iniciativa en el luminoso. Al descanso, 48-44 para los pupilos de Salva Maldonado. El Joventut, tocando techo. El Madrid, sin pisar el acelerador hasta el fondo.

  

Sin embargo, y bajo la dirección de Sergi Llull, el equipo de Laso mejoró sus porcentajes, pero sobre todo su defensa. La fortaleza bajo los aros le dio licencia para mejorar la posición de tiro. Maciuluis no se quedó atrás y colocó, desde el perímetro, una de las primeras rentas considerables del encuentro (54-63).

  

El cortocircuito del Joventut era mayúsculo y el Madrid aprovechó para oler sangre y maniatar a su rival. Hasta ahí había llegado el equipo revelación de la Liga Endesa, hasta ahí alcanzó la gasolina para un FIATC Joventut que sufrió de lo lindo cuando Sergio Rodríguez pisaba el parqué. El 'Chacho' terminó con 15 puntos y 7 asistencias.

  

partir de ese momento no hubo opciones para la 'Penya' y Laso decidió quitar a los más habituales para pensar en el Barça. La única duda para ese partido será la presencia de Andrés Nocioni, que no acabó el partido al padecer una dolencia en el tobillo. La batalla está servida. ¿La revancha también?