El Madrid arrolla a su paso por Getafe

Jesé, Benzema y Modric pusieron un contundente marcador en el que quedó reflejado el juego de los blancos.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

GETAFE: Moyà; Alexis, Lisandro, Valera, Vigaray, Gavilán, Borja (Lacen, min.63), Diego Castro, Pedro León (Sarabia, min.70) Juan Rodríguez y Colunga (Lafita, min.50).

  

REAL MADRID: Diego López; Marcelo, Pepe, Sergio Ramos, Arbeloa; Xabi Alonso, Modric (Illarramendi, min.78), Di María (Casemiro, min.81), Bale, Jesé y Benzema (Isco, min.74).

 

GOLES:

   0 - 1, min.6, Jesé.

   0 - 2, min.27, Benzema.

   0 - 3, min.65, Modric.

 

ÁRBITRO: Pérez Montero (C. andaluz). Amonestó con tarjeta amarilla a Bale (min.26), Benzema (min.50) y Di María (min.77) en el Real Madrid; y a Juan Rodríguez (min.38), Alexis (min.50) y Valera (min.68) en el Getafe.

 

ESTADIO: Coliseum Alfonso Pérez.

El Real Madrid contestó con autoridad a los triunfos de Barcelona y Atlético tras derrotar al Getafe (0-3) este domingo en un cómodo partido, perteneciente a la vigésimo cuarta jornada de la Liga BBVA, que resolvió con goles de Jesé, Benzema y Modric, éste último, tras un nuevo ejercicio de liderazgo e inteligencia.

  

El equipo de Carlo Ancelotti tardó cinco minutos en dar respuesta a las goleadas del sábado de Barça y Atleti. Jesé, que se ha empeñado en disfrazarse de Cristiano, hizo olvidar al portugués con una definición maestra. Ahí murió el Getafe, impotente, inerte desde el comienzo, sumido en una importante crisis de resultados.

  

Los blancos, expertos en pescar en río revuelto, no desaprovecharon la ocasión de meter mano a un equipo triste, sin fondo físico, y cuyo entrenador tiene la soga al cuello. Luis García, algo temeroso en su planteamiento, ofreció al Madrid el mango de la sartén y acabó hincando la rodilla antes de tiempo. Colunga, tras un balón robado, tuvo la mejor para los azulones, aunque Pepe abortase el disparo con éxito al cuarto de hora.

  

El bagaje getafense no destacó por sus argumentos, ni mucho menos, ni tan siquiera por esos diez buenos minutos tras pasar por vestuarios. Para entonces, Benzema se había encargado de sellar, también en el luminoso, definitivamente el partido. El francés controló de manera exquisita un centro de Di María desde el costado zurdo y, con la tranquilidad de los grandes arietes, puso el 0-2.

  

El mejor momento de los locales no sirvió para sofocar al Real Madrid, que controló el encuentro a su gusto. Dueño del balón, gracias a Luka Modric, las ocasiones de Jesé y Benzema llegaron con más facilidad; y Bale firmó una buena actuación, aunque brillase más en el primer acto. Sin embargo, fue el centrocampista croata quien alargó la cuenta hasta tres.

 

MODRIC, EL MEJOR UNA VEZ MÁS

  

Modric enganchó el cuero en el balcón del área y no se lo pensó. Ajustó el punto de mira para colocar el 0-3 y echar a dormir el partido. El cerebro de los Balcanes aprovechó, antes de ser sustituido, para forzar la quinta amarilla y perderse el partido de la próxima jornada ante el Elche.

  

De ahí hasta el final, no hubo más. Ancelotti dio minutos a Isco, Illarra y Casemiro y la grada del Coliseum aprovechó para pedir la destitución de su técnico. Luis García, cuyo Getafe no conoce la victoria en este 2014, aguantó el chaparrón a la espera de lo que pueda ocurrir esta semana. El Madrid, por su parte, llegó, vio y venció. Un triunfo limpio que permite mantener muy vivo el ardiente combate por el liderato.