El lleno del José Zorrilla ante el Barcelona, cada vez más cerca

BORIS GARCÍA

En la mañana del lunes quedaban unos 2.300 asientos disponibles, por lo que se espera poner el cartel de ‘no hay entradas’ a lo largo de la semana.

El momento de colgar el cartel de ‘no hay entradas’ en las taquillas de Zorrilla está cada vez más cerca para recibir al Barcelona, o al menos eso se deduce del buen ritmo que lleva por ahora la venta de asientos. Desde el club, si bien son precavidos, esperan que así sea y en la grada no haya ni un solo hueco para tan crucial partido, ya que en la mañana de este lunes apenas quedaban 2.300 tickets.

 

“Obviamente se trata de uno de los partidos más atractivos de la temporada”, asegura el director de operaciones del Real Valladolid, Jorge Santiago. “El goteo es constante y parece que no se detiene, por lo que podríamos tener lleno”, continúa, antes de reconocer que tampoco es algo que se pueda asegurar.

 

“El día en que se confirme el lleno no podríamos concretarlo, porque aunque hay gente comprando entradas de manera continuada, hay quien viene a por una como puede venir a por trescientas”, explica Santiago en tono irónico. Se trataría de la décima ocasión en la que el José Zorrilla estaría hasta los topes, después de que la última se diera el 22 de diciembre de 2012 precisamente contra el FC Barcelona, un choque que acabó con resultado de 1-3.

 

Dados los catorce meses que lleva sin haber lleno en Zorrilla, pese a algunas intentonas que ha probado el club de promoción de entradas que siempre han quedado a medias, hay otra cuestión que se plantea. ¿No terminará por haber más barcelonistas que simpatizantes blanquivioletas?

 

“Confiamos en que no, en anteriores temporadas sí que es verdad que pasaba, pero esta vez para obtener las entradas con descuento el socio debe poner su carnet, de manera que se espera que lleve a amigos que también apoyen al Real Valladolid. Ahí depende completamente del abonado, claro”, ha seguido Santiago.

 

Ahora el único interrogante en el aire es el día en que el club anuncie que se han acabado los tickets, si realmente llegase a suceder, pese a las optimistas previsiones. En todo caso, y pese al buen aspecto que puedan ofrecer las gradas, está claro que lo importante una vez más se jugará sobre el campo.

Noticias relacionadas