El liderato, "algo anecdótico" para el Real Valladolid

Rubi, entrenador del Real Valladolid, en rueda de prensa. JUAN POSTIGO

El entrenador, Joan Francesc Ferrer Rubi, cree que el vestuario "ha acogido bien el hecho de ser líderes", pero asegura que a la hora de jugar un partido "no tiene nada que ver".

No echar las campanas al vuelo. Ese, y solo ese, fue el mensaje que quiso dejar bien claro Rubi, entrenador del Real Valladolid, a raíz del liderato cosechado el pasado fin de semana tras la victoria del equipo ante el Girona. Todavía queda mucha temporada por delante, y el catalán tiene en mente que no es el mejor momento para confiarse, ya con el choque ante el Mirandés más cerca.

 

"Se trata de algo anecdótico", dijo este jueves en rueda de prensa, en referencia al nombrado liderato. "El equipo ha sabido encajarlo, y lo vemos con optimismo e ilusión. En todo caso, de nada nos sirve a la hora de saltar al campo". De la ilusión a la cautela, y viceversa. Así es Rubi.

 

Y es que el entrenador no quiere caer en el cuento de la lechera, ese en el que toda la alegría se convertía en trisetza en un segundo tras un tropiezo con una piedra. "Lo realmente importante es que sepamos mantenernos arriba mucho tiempo".

 

Enfrente, a partir de las 16.00 horas del sábado, estará el Mirandés. Y esa es la única mira ahora mismo. "Hacen mucho uso del juego directo y de la intensidad, además de contar con buenos delanteros que aprovechan bien los centros laterales". Este último, una de las grandes preocupaciones de Rubi.

 

El catalán quiso terminar recalcando que uno de los grandes 'peros' que se le puede poner al equipo es "la poca capacidad para cerrar los partidos y la ambición para buscar un gol más".