Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

El líder es el Madrid

El equipo de Rafa Benítez vence a un valiente Celta de Vigo (1-3) y certifica el liderado de la Liga BBVA con goles de Cristiano, Danilo y Marcelo.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CELTA DE VIGO: Sergio Álvarez, Hugo Mallo, Cabral, Sergi Gómez, Jonny, P. Hernández (Planas, min.82), Wass (Radoja, min.67), A. Fernández, Nolito, Iago Aspas y Orellana (Guidetti, min.81).

    

REAL MADRID: Keylor Navas, Varane, Ramos, Marcelo, Danilo, Kroos, Casemiro, Modric (Nacho, min.80), Jesé (Cheryshev, min.70), Lucas Vázquez (Isco, min.62) y Cristiano Ronaldo.

 

GOLES:

 

   0-1, min.8, Cristiano Ronaldo.

   0-2, min.23, Danilo.

   1-2, min.85, Nolito.

   1-3, min.90, Marcelo.

  

ÁRBITRO: Clos Gómez (C. Aragonés). Amonestó a Gustavo Cabral  (min.38), Pablo Hernández (min.57), Iago Aspas (min.57), A. Fernández y Nolito (min.57) por parte del Celta. Y a Lucas Vázquez (min.61) en el Madrid. Expulsó a Cabral por doble amarilla (min.57).

 

ESTADIO: Balaídos.

El Real Madrid se impuso (1-3) en Balaídos al Celta de Vigo en la novena jornada de la Liga BBVA, en un partido en el que había en juego algo más de tres puntos ya que ambos equipos se jugaban el liderato; y la balanza se inclinó hacia el lado madridista, que ganó con goles de Cristiano Ronaldo, Danilo y Marcelo, en un encuentro en el que otra buena actuación celtiña topó con Keylor Navas.

  

El conjunto de Rafael Benítez venía sediento de victoria. El empate en el Parque de los Príncipes ante el Paris Saint-Germain en 'Champions' le supo a poco, a pesar de la mejora en su juego, y fue a por el partido desde el inicio, en busca de la victoria para conseguir el liderato. Pero no iba a ser nada fácil, enfrente uno de los mejores equipos de este inicio de temporada, un Celta de Vigo que todavía no conocía la derrota como los blancos.

  

El conjunto gallego comenzó muy bien, presionando al Real Madrid y jugando mucho por las bandas. Sobre todo por la banda izquierda con un Orellana que estuvo muy activo y puso buenos balones al área. Entre él y Hugo Mallo volvieron locos a la defensa madrileña trayendo más de un dolor de cabeza a Marcelo. Tanto el lateral brasileño como Sergio Ramos tuvieron que anticiparse constantemente a las subidas de los jugadores celestes y cortar los pases en profundidad de Augusto Matías Fernández.

  

Otro de los que interpretó bien el partido fue Pablo Hernández. El chileno apoyaba constantemente el juego en la banda derecha, sabiendo que el peligro llegaba por ahí. Y cuando más atacaba el Celta, llegó el gol de Ronaldo. Lucas Vázquez asistió al portugués y este armó rápido la pierna para sacarse un rápido disparo por la derecha del portero, imposible de parar.

  

El conjunto gallego, lejos de venirse abajo, siguió atacando y creando ocasiones, pero chocando con un gran Keylor Navas que lo detenía todo. Prueba de ello fueron las cuatro grandes paradas en la primera parte. Y cuando más se acercaba el empate de los locales, una contra con Danilo a pase de Jesé terminó con gol del lateral brasileño. Un gol que hizo que el Celta se durmiera por unos minutos.

  

Al filo de la primera parte, llegó otro paradón de Keylor Navas, esta vez a Iago Aspas, que recibió de Nolito y disparó de forma espectacular. Era la tercera gran parada de la tarde del portero del Real Madrid. A continuación Ronaldo la tuvo para 'matar' el partido en una contra de Jesé, pero el portugués no estuvo fino en el remate y lanzó muy desviado a la izquierda del portero. No sería la primera ocasión clara que fallaría el astro.

  

La cuarta parada llegó casi al final de la primera parte, cuando Pablo Hernández cabeceó una falta y Keylor voló al palo largo para despejar y mantener su portería a cero. Demasiado castigo para un Celta que atacó más que su rival, que solo tuvo dos ocasiones claras en esta primera mitad, pero que su gran pegada y alta efectividad le dieron la victoria.

  

Los primeros minutos de la segunda mitad trajeron de nuevo mucho ritmo y oportunidades en ambas áreas pero sin suerte para los celestes. El equipo vigués empezó con la misma dinámica. Ataque, buenas combinaciones, gran circulación de balón y disparos. Disparos que terminaban fuera o con el cancerbero blanco deteniendo.

  

El Real Madrid pudo sentenciar con dos claras ocasiones al principio. La primera llegó con Lucas solo ante el portero, pero su vaselina la detuvo el meta local sin esfuerzo. La segunda la tuvo Ronaldo, pero su disparo se fue demasiado centrado, y Sergio Álvarez despejó fácil. Se respiraba la tensión en Balaídos. No había pensamientos de perder el tiempo, sino ganas de correr, jugar y marcar. Prueba de ellos son las seis ocasiones en los primeros seis minutos del segundo tiempo.

  

El conjunto de Berizzo lo seguía intentando con los mismos protagonistas. Una buena jugada de Nolito para Orellana le dejó un buen balón al borde del área pero al chileno se le fue alto el disparo. Y tanta tensión que al final llegó el caos. En una jugada Clos Gómez amonestó a varios jugadores, expulsando finalmente a Cabral por doble amarilla por protestar y dejando al Celta con uno menos.

  

Finalmente Isco salió para traer un mayor control y aprovechar la ventaja madridista, pero lejos de llevar la calma, revolucionó el partido con su calidad y nada más salir generó una ocasión y tuvo otra, pero el palo evitó el tercero. El Celta lo seguía intentando hasta que llegó el golazo de Nolito (min.85). Y cuando se acercaba el empate sentenció Marcelo (min.90), para llevarse una victoria que le permite ser líder en solitario.