El Liceo Francés abre el curso escolar en Valladolid

Los alumnos (y padres) del Liceo Francés, a su entrada al colegio este miércoles.

El centro bilingüe de Laguna de Duero ha comenzado este miércoles las clases del ejercicio 2015-16 con 400 alumnos en sus aulas. 

Un año más, el colegio Liceo Francés de Valladolid ha sido el primero en abrir sus aulas para comenzar oficialmente el curso escolar 2015-16. Las particularidades de su calendario le convierten en el 'primero de la clase'. También es el último en concluir su actividad docente pues finaliza el curso a finales de junio y se pone en marcha siempre a principios de septiembre. 

 

Minutos antes de las nueve de la mañana, las puertas del centro ya estaban abiertas para recibir a alumnos y padres que acompañaban a sus hijos. Los autocares tomaban posesión de su espacio reservado de donde bajaban niños y ya menos niños cargados de mochilas, material y renovadas ilusiones. 

 

Coordinado con el calendario escolar de Francia, donde los profesores se incorporaron a sus centros el 31 de agosto y los alumnos comenzaron las clases el 1 de septiembre, el centro vallisoletano ha abierto este miércoles sus puertas. Su homologado Plan de Estudios le permite adaptarse al calendario español en función de las fiestas locales, autonómicas y nacionales, "pero siempre respetando la filosofía francesa", afirma el director del centro en Laguna de Duero, Fréderic Barna. Y esa filosofía ofrece a los alumnos del Liceo Francés vallisoletano disfrutar de doce días vacaciones en octubre (en Francia son dos semanas), estirar más la Navidad porque en España celebramos la festividad de Epifanía (Reyes Magos), que no hacen en Francia, tener una semana completa en Carnavales (los alumnos franceses disfrutan de dos), y dos más en Semana Santa, además de lo que denominan 'cortes' en el mes de mayo. Eso sí, el curso se prolonga hasta el 28 de junio, más tarde que el resto de colegios convencionales.

 

 

El Liceo Francés inaugura el curso 2015-16 con buenas expectativas. Respaldado por una excelente reputación académica, este año ha aumentado su alumnado con 400 estudiantes de todos los cursos que imparte. "Cuando estrenamos este nuevo centro en Laguna de Duero siempre lo hicimos con objetivos de crecimiento porque nuestras instalaciones están preparadas para acoger más de 500, independientemente de lo que podamos ampliar. Estamos en una dinámica positiva y se aprecian los resultados de una buena labor de todo el equipo del Liceo", añade Barna.

 

 

Noticias relacionadas