El lento ritmo de ventas preocupa a los comerciantes del Mercado del Val a las puertas de Navidad

Carniceria en el Mercado del Val. A.MINGUEZA

En las fechas previas a la campaña más importante del año, las ventas no aumentan y los precios no varían en gran parte de los puestos de uno de los mercados más importantes de Valladolid,

La Navidad está a la vuelta de la esquina. A poco más de veinte días de las fechas clave, los tenderos de uno de los mercados más importantes de Valladolid no notan un aumento de ventas de los productos más típicos de sus puestos.

 

No hay la misma demanda que otros años. Apenas se notan las ventas”, declaraba Felipe González, presidente de la Asociación de Industriales del Mercado del Val. Es pronto para hacer balance de los resultados, pero aún así, González asegura que “ha habido años que se han anticipado las compras pero este año no ha sido así. Los precios todavía se mantienen y las ventas no suben”.

 

Además de Presidente de la Asociación, Felipe González tiene su puesto de carnicería. Como tendero asegura que el producto estrella sigue siendo el lechazo. Le acompañan entre las principales preferencias el cochinillo y el solomillo. Pero aún la fuerza del lechazo en Navidad no está presente entre los consumidores vallisoletanos. “El lechazo apenas ha subido, ni la carne en general”. Asegura que los encargos de este producto caen a cuenta gotas y mucha gente lo lleva congelado. “Es mejor comprarlo dos o tres días antes a congelarlo. Durante todo el año lo llevas fresco y ese día que te reúnes con la familia ¿Lo pones congelado?”.

 

Pero no solo pasa con la carne. Los polvorones y el turrón aún no están muy presentes en el mercado. “Prefiero esperar unas semanas para pedir productos navideños. Es muy pronto y la gente aún no lo pide”,  afirmaba Yolanda Sánchez, dueña del puesto número 20 “Frutos Secos Sánchez”.

 

Los profesionales del Mercado del Val mantienen las esperanzas pero reconocen que este año está siendo “más flojito” que el pasado. “La gente tiene miedo a gastar en el comercio pero luego llega el puente y se van de casa rural”, reiteraba Laura, dueña de “Frutas Laura”. El Val mantiene su preocupación a la espera del consumidor, ya que es Navidad una de las épocas más esperadas por los comerciantes de dicho mercado. 

.