Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El LAVA de Valladolid contará con una ecoterraza para actividades culturales

Una de las cinco ecoterrazas que siguen 'abandonadas' en el centro de Valladolid. JUAN POSTIGO

El Ayuntamiento de la ciudad continúa con el retraso para el movimiento de estas cinco ‘peceras’ en el centro de la ciudad, pendientes del nuevo contrato de adjudicación.

“Cosas de la técnica, ya está casi”, dice la concejal de Cultura, Comercio y Turismo del Ayuntamiento de Valladolid, Mercedes Cantalapiedra. Y es que la adjudicación está hecha, se ha formalizado, la documentación que ha habido que presentar también marcha en orden... pero la cuestión es que las cinco ecoterrazas del centro de Valladolid siguen abandonadas. “Me comentan que ya queda poco, espero que antes de Semana Santa estén”, sigue la edil. Pero así se lleva desde hace meses y meses.

 

El entramado es complejo, toda vez que viene dilatándose en el tiempo. Estas ‘peceras’, que continúan abandonadas a su suerte en el centro de la ciudad –tres en el Paseo de Recoletos, otra en el de Zorrilla y una última en la calle Magallanes-, en principio tenían como límite el pasado 1 de enero para encontrar adjudicatario y trasladarse a su nueva ubicación, o al menos esa fecha se había marcado el Consistorio. Pero la operación ha terminado por enquistarse.

 

El orden cronológico es el siguiente. Después de que se quedarán huérfanas estas cinco ecoterrazas por sus respectivos dueños, alquiladas por el Ayuntamiento hasta que dejaron de verlas rentables hace ya año y medio, se decidió seis meses atrás que era buen momento para darles otra oportunidad. Se volvieron a sacar el concurso al que presentaron ofertas de manera formal cuatro establecimientos, pero solo dos han cumplido los requisitos.

 

“Salieron dos, pero en principio vamos a retirar las cinco”, confirma Cantalapiedra a Tribuna de Valladolid, antes de insistir en que dos bares no daban la talla al no estar vinculadas a un establecimiento de hostelería. Ahora la idea pasa por sacar un nuevo pliego que sí puedan cumplir.

 

La pregunta es, ¿cuándo se moverán al menos estas dos ecoterrazas a sus nuevos establecimientos, todavía desconocidos, y qué se hará con las otras tres? “Quedan dos semanas para Semana Santa y espero que para entonces, aunque ya no me atrevo a decir nada. Por otra parte, la Fundación Municipal de Cultura ha solicitado formalmente una con la intención de llevarla al LAVA para realizar talleres”. Ahí se aclara el futuro de una tercera de estas cinco.

 

“Puede venir muy bien de cara al verano para actividades infantiles y talleres, daría muchísima vida”, concluye la concejal.

 

PASADO COMPLICADO

  

Cabe recordar que si estas cinco ecoterrazas se encuentran abandonadas a su suerte es porque los cinco adjudicatarios que en su día se hicieron con sus servicios terminaron por ver mal negocio en ello –hablamos de 2013-, optando por romper el contrato. Los dos nuevos interesados que sí cumplen el pliego se harán con sus servicios previo pago al Ayuntamiento de 5.000 euros mensuales por un periodo de cinco años, con la posibilidad de prorrogar dicho periodo otros cinco años más si les convence el negocio.

 

En ellas “se pueden desarrollar actividades de hostelería, heladería o tienda degustación asociada a un restaurante, comedor o bar; otras de exposición o exhibiciones de productos, presentaciones y salas de lectura e iniciativas dirigidas a niños, como ludotecas con monitor para establecimientos hosteleros en cumpleaños infantiles”, según informó el Ayuntamiento de Valladolid en su día.