El Laboratorio de Fotogrametría de la UVa convierte el arte en realidad con una impresora 3D

Franciso Morillo Rodriguez y Amelia Aguado Álvarez, junto con una de las esculturas. JORGE IGLESIAS

Se han reproducido en tres dimensiones cinco piezas de la colección de arte africano de la Fundación Jiménez-Arellano Alonso para acercar las obras de terracota al público.

El Laboratorio de Fotogrametría de la Universidad de Valladolid (UVA) ha reproducido en tres dimensiones cinco piezas de la colección de arte africano de la Fundación Jiménez-Arellano Alonso con las que se pretende acercar las obras de terracota del Museo de Arte Africano a más público y ofrecer una visión distinta y más detallada de las mismas con la posibilidad además de interactuar con las réplicas, que se pueden mover y girar.

 

Las cinco piezas escaneadas reproducen otras tantas réplicas del Museo de Arte Africano de la UVA ya que, según ha explicado el responsable de comunicación del Laboratorio de Fotometría de la UVA, Francisco Morillo, resultaba más fácil y sencillo manejar esas reproducciones ante la dificultad, además, de trasladar y manipular las piezas originales de terracota de "gran importancia histórica-artística".

 

Las piezas escaneadas son una cabeza humana de la cultura katsina de Nigeria, una cabeza de personaje femenino de la cultura del reino de Ifé, una cabeza de personaje de la cultura del antiguo reino de Benín, una figura antropomorfa de la cultura Tennenkou y una vasija antropomorfa femenina de la cultura Mangbetu.

 

Estas reproducciones en 3D se podrán visitar desde este martes desde cualquier dispositivo (smarthphone, ordenador, tablet) que esté conectado a internet y dentro del perfil que se ha creado en exclusiva en la plataforma Sketchfab.com, especializada en mostrar contenidos y modelos tridimensionales, y podrán ser compartidas también en las redes sociales y en las páginas web del Museo de Arte Africano y del Laboratorio de Fotogrametría de la UVA -https://sketchfab.com/arellano y https://sketchfab.com/lfadavap-, lo que favorecerá la mayor difusión de las piezas y generar sinergias.

  

En este sentido, el responsable de comunicación del Laboratorio de Fotometría de la UVA ha destacado el "inmenso potencial de difusión" que tendrán estas reproducciones en tres dimensiones que se podrán visitar desde casa y de una manera más dinámica ya que se podrán apreciar detalles que no se llegan a ver desde el cristal. Además, ha propuesto la posibilidad de crear códigos QR para que el visitante presencial pueda complementar su estancia en el Museo.

 

Tras varias pruebas, el equipo implicado en este proyecto ha tomado 38 fotografías en formato RAW de cada una de las cinco piezas a través del método de cámara fija y rotación de pieza. En concreto, se han realizado tres colecciones fotográficas a diferentes alturas, como son una a plano frontal a la altura del centro de la pieza, otra desde un ángulo superior en un plano picado y una tercera desde un ángulo inferior con un plano contrapicado.

 

Otras dos fotografías en las que se cambiaba la posición de la pieza para obtener un plano cenital y otro nadir han completado el recubrimiento total de cada una de las obras seleccionadas que han concluido en un proceso de geometría virtual del objetivo a través de un software photoscan.