El juzgado investiga la muerte de un paciente por una posible infección en el Hospital Clínico

El Juzgado de Instrucción de Valladolid nº 3 de Valladolid ha abierto diligencias con el fin de esclarecer el fallecimiento de un paciente con iniciales F.C.T, de 58 años, a consecuencia de un posible brote infeccioso en el Hospital Clínico de Valladolid por incumplimiento de los protocolos de asepsia en unidades tan básicas como reanimación cardíaca.

La apertura de la investigación se produce a petición de los familiares y coincidiendo en el tiempo con la denuncia hecha pública hace unos días por la asociación El Defensor del Paciente a raíz de la presencia de bolsas de basura y cajas de deshechos esparcidos en las entradas de reanimación quirúrgica del citado centro hospitalario, "y ello con las puertas abiertas de la REA y UVI y exponiendo dichas áreas a posibles focos infecciosos, contraviniendo los propios planes  preventivos del hospital", advertía el colectivo.

 

Se da la circunstancia de que la propia esposa de este paciente había fallecido ya por shock séptico el día 13 de febrero de 2013, según asegura el Defensor del Paciente, que tiene conocimiento de otros pacientes, con la misma afección, que han estado ingresados en el mismo periodo en el Hospital Clínico Universitario.

 

"Estas coincidencias hacen suponer un brote infeccioso, tal y como esta asociación alertaba en las últimas semanas, y confirma que no se está tomando medida alguno con el fin de solucionar la grave situación. De hecho, siguen llegando a la Asociación soportes gráficos tomados en los últimos días que confirman la pasividad de la consejería de Sanidad y la Dirección de Hospital ante las alertas realizadas en los medios de comunicación", critica el colectivo.