El Juzgado continúa el proceso contra León de la Riva y abre plazo para solicitud de juicio

El Juzgado de Instrucción 2 de Valladolid ha ordenado la continuación del procedimiento de la causa por presunto delito de desobediencia del alcalde de la ciudad, Javier León de la Riva, por el incumplimiento de la sentencia por irregularidades en el edificio de la plaza de Zorrilla.

Según han señalado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, en el auto fechado este miércoles el juez da por terminada la investigación de los hechos y considera que las razones aportadas por la Audiencia Provincial obligan a la imputación del primer edil.

 

El auto ordena continuar la tramitación de las diligencias previas por el presunto delito de desobediencia y se da traslado de las mismas al Ministerio Fiscal y las acusaciones particulares personadas para que, en el plazo de diez días, soliciten la apertura de juicio oral mediante el escrito de acusación, el sobreseimiento de la causa o, excepcionalmente, la práctica de diligencias complementarias.

 

En el texto, se considera justificada la imputación por la "reiterada actuación" del primer edil "tendente a eludir el cumplimiento de lo que le mandaba la sentencia respecto a demoler, en el plazo señalado, las obras de rehabilitación realizadas en el edificio de la plaza de Zorrilla", en el que el munícipe tiene su vivienda habitual.

 

Por otro lado, el juez acuerda el sobreseimiento de la causa respecto de los técnicos escuchados como imputados en la misma, al entender que no concurren los elementos de desobediencia. El auto explica que un mismo acto "no puede ser considerado desobediencia y a la vez prevaricación, y sobre el delito de prevaricación ya fueron investigados y hubo un sobreseimiento de los hechos".

 

Contra esta resolución, según las mismas fuentes, no cabe ya recurso con respecto al alcalde pero sí, con respecto a la decisión sobre los técnicos, la presentación de un recurso de reforma y subsidiario de apelación dentro de los tres días siguientes a su notificación, o recurso de apelación directo dentro de los cinco días.