El jurado declara al falso shaolín culpable de dos asesinatos con alevosía

El falso Maestro Shaolín

La Fiscalía ha solicitado 20 años de cárcel por cada uno de los asesinatos con alevosía, mientras que las defensas particulares y la acusación popular solicitan penas más duras. 

El jurado popular ha declarado a Juan Carlos Aguilar, 'el falso monje shaolín', culpable de asesinar con alevosía a Yenny Rebollo, colombiana de 40 años, y a Ada Otuya, nigeriana de 29 años de edad, el 25 de mayo y el 2 de junio, respectivamente, tras recogerlas en su vehículo en la calle General Concha de Bilbao y llevarlas a su gimnasio. El jurado considera que no ha habido ensañamiento en el caso del asesinato de Ada Otuya.

 

Aguilar descuartizó el cadáver de Rebollo y se deshizo de las vísceras, y estranguló a Otuya, que había intentado huir pidiendo auxilio, pero el 'falso shaolín' la cogió del cuello y la arrastró dentro del local para asfixiarla con una cuerda. 

 

PETICIONES


La Fiscalía solicita 20 años por cada uno de los delitos de asesinato con alevosía, y el pago a los familiares de las víctimas de un total de 286.000 euros. En concreto, reclama indemnización de 100.000 euros para el Aymar Martínez Rebollo, el hijo de Yenny, otros 100.000 euros para el padre Santiago Rebollo Tuirán, y 9.800 para la madre, Benicia Rebollo Jaraba. Además, exige 77.000 euros para Godspower Otuya, padre de Ada.