El juez Silva se sale con la suya y logra suspender el juicio

El juez Elpidio Silva

El juez Elpidio José Silva ha logrado suspender el juicio que se sigue en su contra por un presunto delito de prevaricación cometido en la instrucción del 'caso Blesa' al pedir la recusación de dos miembros del tribunal.

Una propuesta que ahora debe ser resuelta  por la Sala del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

 

El acusado ha presentado en la cuarta sesión del juicio un incidente de nulidad contra la magistrada del tribunal María Tardón por "representar al Partido Popular" en la asamblea general de Caja Madrid y contra el presidente, Arturo Beltrán, por su "falta de imparcialidad" al permitir la presencia de esta jueza, no aceptar la renuncia de su abogado e integrar la sala que, en fase intermedia, componían otros dos togados que finalmente fueron apartados.

 

Silva ha explicado también que esta misma mañana ha presentado una demanda civil en un juzgado de primera instancia de Marid contra Tardón y Beltrán por "vulnerar sus derechos fundamentales" y ha solicitado una indemnización de diez euros.

 

La solicitud de recusación ha obligado a suspender la vista hasta que resuelva la sala competente del Tribunal Superior de Justicia. Su presidente formará la denominada Sala del 77, formada por el presidente de lo Civil y Penal, de lo Social, de lo Contencioso, el magistrado más antiguo y el más moderno.

 

Tras ello, se dará traslado del incidente a las partes del juicio para que expresen su posición y un miembro del tribunal será el instructor encargado de  dictar una ponencia sobre esta cuestión y que será estudiada por la sala.

 

El abogado Cándido Conde-Pumpido Varela ha reclamado al tribunal que le dispense de seguir ejerciendo la defensa de Silva después de que ayer profieriera "manifestaciones que atentan directamente contra su dignidad profesional". "No estoy dispuesto a seguir oyendo cómo se denigra personal y profesionalmente sin que se haya hecho nada por parte de la presidencia", ha remachado.