El juez rechaza excarcelar a Bárcenas porque teme que huya o destruya pruebas

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, ha rechazado poner en libertad al extesorero del PP Luis Bárcenas al considerar que aún están pendientes diversas diligencias de investigación "y al permanecer plenamente vigentes los riesgos de huida".

En el auto notificado este jueves, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 señala que la tras su decisión de encarcelar al extesorero, adoptada hace mes y medio, no se ha modificado "presupuesto alguno de los que en su momento fueron valorados" y está aún pendiente la práctica de varias diligencias para confirmar y delimitar su indiciaria participación delicitiva en los hechos.

En su escrito, Bárcenas solicitaba su libertad provisional porque no tiene la "menor tentación" de huir al extranjero y tampoco concurre el riesgo de que pueda inutilizar fuentes de prueba, más bien al contrario "hará todo lo posible para preservar cualquier material probatorio relevante que pueda estar a su alcance".

 

Ruz justifica el mantenimiento en la prisión de Bárcenas en el hecho de que los delitos atribuidos al extesorero han encontrado sustento fáctico en numerosos informes, efectos incautados y declaraciones practicadas" y son conductas graves "cuya trascendencia se ve incrementada dada su generalización y reiteración en el tiempo".

 

Añade que en la causa concurren indicios suficientes para estimar responsable a Bárcenas de estos delitos (cohecho, contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales y falsedad), y que su prisión tiene por finalidad "asegurar la presencia del imputado en el proceso, evitando el riesgo de fuga (*) amén de la de evitar el riesgo de obstrucción a la acción de la justicia y de alteración o desaparición de las fuentes de prueba relevantes para el enjuiciamiento".

 

MOVIENDO CUENTAS HASTA ENERO

 

En concreto, recuerda que desde el pasado mes de enero "se ha constatado la existencia de diversas cuentas en el extranjero que serían titularidad de Luis Bárcenas Gutiérrez y a las que habría transferido fondos de procedencia indiciariamente ilícita tras conocer que estaba siendo investigado en este procedimiento".

 

Además, algunas de las cuentas, como las abiertas en el HSBC de Nueva York, concreta Ruz, "se habrían ido vaciando a medida que iban siendo conocidas en la presente causa", dificultando e incluso impidiendo tanto la localización como el bloqueo de esos fondos presumiblemente ilícitos y motivando la necesidad de bloquear esos depósitos para evitar que Bárcenas, su titular, "pueda seguir disponiendo de los fondos".

 

INCÓGNITAS POR RESOLVER

 

Considera Ruz que aún existen incógnitas por resolver en este caso, como los datos relativos a la cuenta del Discount Bank de Montevideo que habría recibido 800.000 euros entre abril y mayo de 2011 desde una de las cuentas de Bárcenas; y tampoco se conocen otros datos de las cuentas abiertas en el HSBC de Nueva York que habrían recibido desde las cuentas helvéticas más de 2 millones de euros por el concepto, en algún caso de "inversión en una sociedad argentina llamaa La Moraleja".

 

Tampoco dispone el juez de la información relativa a las cuentas "Obispado", "Ranke" y "Rosalía" en la entidad Lombard Odier sobre las que Bárcenas mantendría capacidad de actuación, así como sobre las abiertas en la sucursal de Nassau (Bahamas) de la misma entidad bancaria, con las que habría realizado operaciones desde sus cuetas suizas; ni tampoco de la cuenta a cuenta de Interactive Brokers UK LTD.

 

Está pendiente también el análisis de la documentación referida a las cuentas de la sociedad lindmel International SA y la determinación del destino final de los fondos que se remitieron a la misma". Todo ello, a juicio de Ruz, avala "na razonable presunción sobre la permanencia de un importante patrimonio" vinculado a Bárcenas más allá de las fronteras españolas.

 

Sobre lo argumentado por la defensa de Bárcenas, que alegó que su cliente "colabora" con la Justicia desde su declaración del pasado día 15, Ruz señala que ello "en modo alguno" puede ponerse en relación con su pretendida libertad.