Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El juez falla que la expulsión de Rodriguez de la Directiva de Asaja Castilla y León fue ajustada a derecho

Lino Rodríguez. RTVCYL

Con esta sentencia, el sindicato liderado por Donaciano Dujo da por zanjada toda relación con Lino Rodríguez y con los actuales miembros de su Junta Directiva.

El Juzgado de Primera Instancia númnero 4 de Valladolid ha estimado que la expulsión del presidente provincial de Asaja, Lino Rodríguez, de la Directiva Regional del sindicato fue ajustada a derecho, desestimando de este modo la demanda presentada por el expulsado y su vicepresidente, Gerardo Rico, por falta de legitimación activa de los demandantes, quienes además han sido condenados costas.

 

Asaja de Castilla y León había basado la falta de legitimidad en el hecho de que el acuerdo para interponer la demanda lo habían adoptado en Comité Ejecutivo, un órgano más reducido de incondicionales de Lino Rodríguez, mientras que las competencias para una decisión así las tienen reservadas los Estatutos a la Junta Directiva.

 

El juez entiende que el acuerdo de impugnación que adoptó el Comité Ejecutivo, lejos de ser respaldado por la Junta Directiva, fue "un acto unilateral promovido por Lino Rodríguez y Gerardo Rico a espaldas de los órganos que tienen estatutariamente atribuida esa capacidad de decisión".

 

Con esta sentencia, el sindicato liderado por Donaciano Dujo da por zanjada toda relación con Lino Rodríguez y con los actuales miembros de su Junta Directiva, y, tal y como ha anunciado a través de un comunicado recogido por Europa Press, se limitará a seguir prestando los servicios que la organización provincial, a través de su personal técnico, requiera con el fin de que los agricultores de Valladolid se vean afectados lo menos posible por esta situación.

 

DIMISIÓN EN BLOQUE Y CREACIÓN DE GESTORA

 

La organización regional ha hecho además un último llamamiento a la actual Junta Directiva de Asaja-Valladolid para que presente su dimisión en bloque y nombre una gestora que se haga cargo del sindicato hasta la celebración de una nueva asamblea general electoral.

 

Asaja de Castilla y León expulsó en su día a Lino Rodríguez de sus órganos de gobierno por el daño que, a su juicio, está causando a la organización y al sector agrario en general al estar imputado por graves delitos, entre otros el de estafa y falsedad, en una causa que se sigue en otro juzgado, y que le llevó a estar, este mismo jueves, prestando declaración durante varias horas, acompañado de su esposa, también imputada.

 

En la misma línea que la adoptada en su día por unanimidad de todas las organizaciones provinciales de Castilla y León, Asaja nacional procedió a la expulsión temporal de Asaja-Valladolid, apartándola de todos sus derechos.

 

Por ello, la organización de Dujo espera que la Justicia se pronuncie lo antes posible sobre 'el caso Lino', "que no el caso Asaja", que lo inhabilite para el cargo que representa en el sindicato y que adopte todas las garantías posibles para que devuelva a la OPA, y por extensión a todos los socios, lo que se pueda haber llevado ilícitamente para su casa.

 

RODRÍGUEZ, EN LUCHA

 

Por su parte, Lino Rodríguez, tras conocer el fallo, ha anunciado su propósito de continuar con "su batalla legal" contra la regional para defender sus derechos inviolables de representación en Asaja de Castilla y León.

 

Para el demandante ha quedado demostrado, fuera de toda duda, que la regional se saltó sus estatutos y que desde un principio Donaciano Dujo, "en una actitud desleal", se alió con el extesorero Alberto Cano para "apoderarse de una crítica Valladolid que molestaba".

 

Además, asegura no compartir el fallo judicial porque al considerar que no se ha entrado en el fondo del debate. Por ello, siguiendo, las indicaciones del Departamento Jurídico, Asaja de Valladolid recurrirá para que se entre de lleno en la cuestión principal.

 

Pese a su disconformidad con la resolución, Lino Rodríguez se felicita de que el juicio haya demostrado una serie de hecho, el primero que Donaciano Dujo y José Antonio Turrado "no dudan un instante en saltarse los estatutos cuando les conviene y hay alguien que no comulga con sus ideas".

 

En segundo lugar, mantiene que ha dejado bien claro que Dujo es una "persona deshonesta, desleal y la auténtica mano negra contra esta organización, pues desde un principio se alió con el extesorero Alberto Cano para derribar a Asaja Valladolid por lo civil o lo criminal".