El juez destaca que los detenidos en la operación 'Makos' destruyeron pruebas y tres de ellos intentaron huir

Asegura que los ocho arrestados, para los que se ha decretado prisión, integraban un grupo que "conforma un brazo más de la ETA misma".

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco pone de manifiesto en el auto en el que ordena el ingreso en prisión de los ocho detenidos en la operación contra el frente de 'makos' (cárceles) de ETA que los arrestados destruyeron pruebas y tres de ellos intentaron huir del despacho de abogados de Bilbao, en el que entró la Guardia Civil.


El magistrado, que imputa a todos los detenidos un delito de integración en organización terrorista, señala que los agentes encontraron "un pen-drive machacado conscientemente" y que, en contra de los sucedido en las 21 reuniones anteriores del órgano que integraban, el denominado Koordinadora Taldea (KT), sus miembros "aparecieron dispersos, destruyendo documentos".

Además, la Guardia Civil encontró "soportes informáticos de la dirección del KT escondidos en el interior de cojines de sofás y ordenadores con cables arrancados", así como "un churro o canutillo en papel cebolla" que contenía una comunicación que la dirección de ETA dirigió a sus presos en diciembre pasado.

La operación se desarrolló media hora después de que los detenidos fueran alertados por un comunicado de prensa y un mensaje de Twitter remitido por error por el Ministerio del Interior que, según el juez, provocó "un claro intento por parte de los integrantes de esta estructura de ETA para la ocultación y destrucción de evidencias así como para la obstaculización de las entradas y registros".

El juez ha tenido en cuenta estos indicios para dictar el ingreso incondicional en prisión de los dos abogados Arantza Zulueta y Jon Enparantza, Aitziber Sagarminaga y Egoitz López de la Calle y los expresos de la organización Miren Aitzane Orkoaga Etxaniz, José Miguel Almandoz Erviti, Asier Aranguren Urroz y José Luis Campo Barandiarán Uribarri.

Velasco describe que tres de los detenidos intentaron huir mientras otros dos vigilaban y agrega que Orkoaga trató de escapar en moto ayudada por su hermana.

UN BRAZO MÁS DE ETA

El auto, que destaca que las reuniones celebradas por los detenidos en los despachos de los abogados eran "clandestinas", pone de manifiesto que contaban con un grado tal de autonomía que puede considerarse que el KT "conforma un brazo más de la ETA misma".

A los arrestados se les incautaron 33 octavillas "con la identificación de la organización terrorista" y documentos que muestran "no sólo la interrelación del grupo KT con la dirección de ETA sino el hecho de que la conforman y pertenecen a la misma".

En otro de los documentos incautados, ETA traslada a los presos sus "reflexiones internas en los últimos dos años" y aprueba un informe del debate mantenido al respecto por los encarcelados. También se localizó una comunicación de uno de los miembros del KT --'Masta'-- aportando sugerencias a la cúpula de la banda y el comunicado general de la organización fechado en abril de 2013.

También localizaron "objetos de merchandising" como camisetas con el anagrama de ETA y anagramas en tela de esta organización "como los que llevan cosidos en su bocamanga los miembros encapuchados que se dejan grabar en videos y apariciones públicas".

Velasco pone de manifiesto que en la operación se han aprehendido "un injente número de documentos en soporte papel e informático" hasta una cantidad cercana a las 30 cajas.

Confiere a Zulueta y Enparantza un papel de "liderazgo" del grupo y puntualiza que, a pesar de que ambos están ya imputados por este mismo delito en la causa que investiga el juez Javier Gómez Bermúdez sobre el colectivo H-Alboka, él enjuicia ahora "hechos muy posteriores" que conformarían "una pertenencia a ETA diferente".

NUEVA IMPUTACIÓN

El juez imputa, además, en su auto a la abogada Naia Zurriarain de la comisión de un delito de integración en organización terrorista y la cita a declarar el próximo jueves para que explique la introducción de "un canuto o rulo" con instrucciones de ETA al preso Asier Arzalluz Goñi.

También cita a aquellos abogados de los despachos registrados para que indiquen a su Juzgado si se han incorporado a la investigación "estrategias defensivas procesales o expedientes" para así "evitar incorporarlos a la causa".