El juez desestima los recursos de Rambla y Betoret por su procesamiento en la contratación de Fitur

Vicente Rambla Momple
El magistrado José Ceres, encargado de instruir el conocido como 'caso Gürtel', ha desestimado los recursos interpuestos por el exvicepresidente del Consejo, Vicente Rambla, y el exjefe de gabinete de la Agencia Valenciana de Turismo (AVT), Rafael Betoret, por su procesamiento en la pieza 3 de la causa, relativa a los supuestos delitos de prevaricación y cohecho derivados de la contratación de Fitur entre la Generalitat y Orange Market.
VALENCIA, 8 (EUROPA PRESS)



Asimismo, el juez también ha desestimado los recursos interpuestos contra esta misma resolución, dictada el pasado 12 de diciembre, por parte de Jorge Guarro --jefe del servicio de Promoción de la Agencia Valenciana de Turismo (AVT)--; Isaac Vidal --exjefe del área de Mercados y Comunicación de la agencia--; Francisco Correa, Pablo Crespo, Álvaro Pérez y Cándido Herrero --presuntos cabecillas de la trama--; Isabel Jordán --exadministradora de varias empresas de la supuesta trama--; y Mónica Magariños --exempleada de las mismas entidades--.

Tras desestimar estos diez recursos, ahora quedan pendientes otros tres de apelación presentados también por tres imputados --Angélica Such, exconsejera de Turismo; Juan Bover, jefe de servicio de Infraestructuras de la Generalitat; y Ana Grau, coordinadora de ferias en la AVT-- y que son competencia de la Sala del tribunal valenciano. La también exconsejera de Turismo Milagrosa Martínez no ha interpuesto ningún recurso contra el auto de diciembre.

En el auto, con fecha de 7 de marzo, el juez acuerda resolver acumuladamente los diversos recursos de reforma interpuestos contra el auto de transformación a procedimiento abreviado, aunque los agrupa en función de su consecuencia jurídica.

Respecto a Rambla, en el recurso presentado por su abogado, se alegaba, entre otras cuestiones, que no conocía los actos concretos por los que era acusado, al tiempo que resaltaba que ninguno de los imputados o testigos había hecho la más mínima mención al mismo, más allá del conocimiento o relación personal o profesional, "sin que existiera una sola palabra incriminatoria".

El juez desestima sus argumentos y defiende que son "diversos" los elementos valorativos que "expresamente" se mencionan en la resolución recurrida que, "dada la naturaleza de los hechos y la opacidad con que se desarrollan", motivan, dada su naturaleza indiciaria, su traslado a las acusaciones para que procedan a su valoración. Y todo ello "máxime" cuando la policía judicial concluye que Rambla podría haber contribuido y facilitado las contrataciones objeto de investigación, "removiendo los obstáculos" que iban surgiendo y con "control" sobre las mismas contrataciones.

Asimismo, el magistrado señala que "ciertamente" ningún empleado público que ha testificado ni ningún imputado que ha declarado han relacionado a Rambla con los hechos, y tampoco ha intervenido en los expedientes de contratación, lo que puede llevar a que su "intensidad indiciaria" no pueda tener la misma relevancia respecto al resto de imputados. Pero indica que "dados los indicios relacionados en la resolución recurrida, y la naturaleza y el escenario de los hechos, conlleva que éstos deban someterse a la valoración de las acusaciones", insiste.

BETORET Y 'LOS TRAJES'

Por su parte, Betoret se quejó por el plazo otorgado a las partes para presentar alegaciones o proposición de pruebas, y efectuó varias alegaciones en relación con su nombramiento y ejercicio de funciones como jefe de gabinete de la Presidencia de la AVT a finales de octubre de 2004.

El juez, tras estudiar tales alegaciones, las desestima. Lo primero que aclara es que los indicios que han llevado a la continuación de su imputación son "únicamente" los consignados en la resolución recurrida, "donde no hay referencia alguna a la previa conformidad mostrada en otro procedimiento en este tribunal", cuando aceptó pagar una multa por el conocido como 'caso de los trajes'.

Asimismo, asevera que en la resolución anterior se consignan "todos y cada uno" de los indicios que conllevan a su imputación, y que son "muy variados". Al respecto, enumera, entre otros, las "directas" referencias de los técnicos Vidal, Guarro y Grau de recibir constantes instrucciones de él respecto de los criterios de adjudicación y sus alteraciones. Además, recuerda que se han ocupado en los registros judiciales practicados anotaciones de personas vinculadas a Orange Market S.L. donde constan referencias a Betoret como "interlocutor" de la facturación con la AVT, a pesar de no ser de su competencia.

Por otro lado, los recursos interpuestos por los presuntos cabecillas de la trama, Francisco Correa, Pablo Crespo, Álvaro Pérez y Cándido Herrero coinciden en solicitar que se libre un exhorto al juzgado de Instrucción Central número 5 de la Audiencia Nacional para que remitan el incidente de nulidad acordado en marzo de 2010, relativo a las escuchas telefónicas.

A este respecto, el magistrado aclara que los recurrentes han podido plantear esta solicitud durante la instrucción del procedimiento, "lo que no se ha realizado hasta conocer el auto de transformación a procedimiento abreviado". Este motivo "bastaría para su desestimación", dice. Además, les recuerda que por su personación en el procedimiento matriz y el tiempo ya transcurrido, pueden o deben conocer el resultado del incidente y su actual estado, que han podido aportar durante la instrucción de esta pieza número 3.

GUARRO Y VIDAL

Por su parte, Jorge Guarro solicitó en su recurso la nulidad de la resolución judicial por violación de derechos fundamentales, por indefensión. Pero el magistrado lo desestima y resalta la "genérica" argumentación que lo sustenta, "sin concreción de las razones que efectivamente le pudieran haber conllevado a una real situación de indefensión que posibilite la petición de nulidad".

Por último, respecto al recurso interpuesto por Isaac Vidal, el juez indica que sigue la estructura de los distintos delitos imputados para combatirlos desde un punto de vista "más bien técnico-jurídico", pero "sin cuestionar en pluralidad los indicios contenidos en la resolución recurrida, para finalmente, dentro de la alegación sobre prevaricación, solicitar la práctica de diligencias, que no había solicitado durante la instrucción". Por estos hechos, desestima también su escrito.