El juez deja libres a los cuatro ultras acusados de la muerte del hincha radical del Deportivo

Las defensas alegan que en las imágenes se ve caer a dos personas al Río y no se puede demostrar que a quien tiraron los detenidos fuera 'Jimmy'.

El magistrado del Juzgado número 20 de Madrid ha dejado en libertad a los cuatro acusados de la muerte de Francisco Javier Romero, alias 'Jimmy', el ultra del Deportivo de la Coruña que fue asesinado por ultras del Frente Atlético en la reyerta del 30 de noviembre en las inmediaciones del estadio Vicente Calderón.


El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha emitido esta tarde un comunicado en el que confirma "la inmediata puesta en libertad de los cuatro imputados que permanecían en prisión preventiva". Explica que este jueves ha tomado declaración a dos testigos "de cuyo testimonio se desprenden dudas más que razonables" sobre la participación de los detenidos "en los hechos que causaron el fallecimiento de 'Jimmy'".

Añade el comunicado que "sobre estos cuatro detenidos se mantiene, no obstante, la imputación de participación en riña tumultuaria" y que "la investigación continúa".

Estaban detenidos por ser los presuntos autores materiales de la muerte del ultra coruñés del grupo Riazor Blues, y se enfrentaban a los delitos de homicidio y participación en riña tumultuaria por su intervención en la pelea que acabó con 'Jimmy' en el río de Madrid Río. Todos fueron detenidos en la denominada 'operación Neptuno', que llegó a contar con más de 80 detenidos.

La Policía arrestó a estas cuatro personas a raíz del estudio de las imágenes de la pelea. Les identificaron a partir de las prendas que llevaban, principalmente. En esas imágenes se ve como caen al río al menos dos personas por lo que la defensa de los acusados ha argumentado hoy ante el juez que no se puede demostrar que sea 'Jimmy' la persona que presuntamente arrojaron al agua sus clientes. Ha alegado podría tratarse de la otra persona y ha argumentado además la escasa nitidez de las imágenes..

Según estas fuentes, estos argumentos han hecho que el juez considere que no existe la certeza necesaria para mantener en prisión por un presunto delito de homicidio a los arrestados. Por su parte, fuentes policiales han confirmado a Europa Press que se ratifican en sus conclusiones y en su investigación policial y que no dudan de que los cuatro detenidos son los verdaderos autores de la muerte del ultra deportivista.

Entre los detenidos, había un taxista de Parla, un joven de Alcobendas, otro vecino de Parla y el cuarto, un ciudadano valenciano perteneciente al Frente Atlético Sección Levante (FASL).