El juez de Palencia ordena a la IAAF que no use los datos de las muestras de sangre de Marta Domínguez

Marta Domínguez

El juzgado número 7 de Palencia ha ordenado a la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) y a la Federación Española (RFEA) que se "abstengan temporalmente" de utilizar los datos de las pruebas de sangre y los informes periciales de la atleta Marta Domínguez hasta la resolución de su caso por presunto dopaje.

Según informa el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, el magistrado-juez Vicente Díez ha aceptado la solicitud de las medidas cautelares solicitadas por la defensa de Marta Domínguez y ha ordenado a la IAAF "que se abstenga temporalmente de utilizar los datos obtenidos en los análisis de sangre realizados a la citada demandante, así como los informes periciales que se hubieran basado en dichos datos, todo ello hasta la resolución definitiva".

 

En el auto, al que ha tenido acceso Europa Press, el juez entiende que existe "motivo racional para entender que, de no llevarse a cabo, "se podría producir una situación que impediría o dificultaría la efectividad de la tutela judicial que se pretende y ello sin prejuzgar el fondo del asunto".

 

"Lo que en este momento se discute no es tanto la obtención sino la convervación durante un cierto período de tiempo y la posterior utilización de los datos hematológicos obtenidos en dichos controles en expedientes promovidos con el resultado sancionatorio para la parte actora, siendo razonables los motivos esgrimidos por la defensa para oponerse a dicha utilización", añade.

 

La resolución, que puede ser recurrida en 20 días, señala también que Marta Domínguez "deberá prestar caución previa en la cantidad de 3.000 euros" para responder de los daños y perjuicios que pudieran causarse al patrimonio del demandado.

 

La IAAF abrió expediente a Marta Domínguez el 21 de mayo de 2013 por considerar que el 'pasaporte biológico' de la palentina presentaba resultados anómalos, pero en marzo de 2014 la Federación Española de Atletismo la absolvió. Sin embargo, la Federación Internacional decidió llevar el caso ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).