El jamón ibérico de Arturo Sánchez, de Guijuelo a Estados Unidos

(Foto: Arturo Sánchez)

La firma salmantina desembarca en Estados Unidos en el mes de mayo tras lograr el certificado y en breve también lo hará en Corea del Sur.

Arturo Sánchez, empresa familiar dedicada a la producción y venta de jamones y embutidos ibéricos, apuesta por la internacionalización para seguir creciendo y desembarcará en mayo en Estados Unidos y Canadá.

 

"Para una empresa que va a cumplir 100 años de negocio, el entrar en Estados Unidos y Canadá es un honor. Estamos muy orgullosos de tener demanda en esos países y poder empezar a vender allí, ya que son muchos los negocios que lo desean. Sentimos que lo hemos conseguido y para nosotros es un sueño cumplido", ha asegurado el director de Arturo Sánchez, Ricardo Sánchez, en declaraciones a Europa Press.

 

La compañía ha necesitado "mucho papeleo y homologaciones específicas" para dar el salto a Estados Unidos, que es "mucho más estricto", mientras que la entrada en Canadá ha sido "más accesible". De hecho, en el mercado canadiense se comercializarán todos los productos ibéricos de la firma, mientras que en Estados Unidos sólo estará disponible su buque insignia, el jamón ibérico, y la paleta ibérica.

 

La empresa salmantina se une así a un selecto grupo de firmas españolas como Embutidos Fermín, la pionera en entrar en Estados Unidos, La Cooperativa Ganadera del Valle de los Pedroches (Covap) o Cinco Jotas de Osborne, entre otras, que ya venden sus jamones ibéricos en el mercado estadounidense.

 

2015, VENTAS SUPERIORES A LOS 6 MILLONES DE EUROS

 

 Arturo Sánchez cerró el ejercicio 2015 con una facturación superior a los 6 millones de euros, donde ha destacado la venta de más de 20.000 jamones ibéricos y más de 20.000 paletas ibéricas. Unas ventas que se han visto impulsadas por una buena campaña de Navidad, que ha supuesto el 30% de la facturación anual.

 

La empresa española ha subrayado la importancia que tiene la exportación, ya que actualmente supone el 18% de la facturación. "Estamos presentes en Europa, en Asia en mercados como Hong Kong, Japón, Singapur y a punto de entrar en Corea del Sur", ha desvelado Ricardo Sánchez a Europa Press.

 

Sin embargo, la compañía se ha mostrado "decepcionada" con algunos países como Rusia, ya que a pesar de tener todos los acuerdos comerciales firmados, la situación sociopolítica no les ha permitido entrar en ese mercado.

 

 Arturo Sánchez ha señalado que el producto más deseado de su portafolio es el jamón, aunque ha percibido que los consumidores empiezan a mostrar su interés por el resto de piezas de productos ibéricos que elaboran artesanalmente.

 

De cara a 2016, la empresa es optimista y prevé una "buena" facturación, después de que en los dos primeros meses del año las ventas se hayan duplicado respecto a 2015, por lo que estiman terminar igual o mejor que en el ejercicio precedente.

 

Arturo Fernández, que ya va por la tercera generación, recuerda que ha ido perfeccionando la selección de los cerdos, las técnicas de elaboración y el cuidado en la maduración en sus modernas instalaciones de Guijuelo, donde se combinan adecuadamente las últimas innovaciones técnicas con esta tradición recibida, permitiendo elaborar artesanalmente unos productos con los más estrictos controles de calidad.